ESPÍRITU ENVOLVENTE 2017
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79


Espiritualidad Dinámica
AMARÁS A TU  PRÓJIMO

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 7 de agosto de 2011

La Enseñanza Espiritual está basada en el segundo mandato más importante para desenvolver la fraternidad entre los seres humanos y es la indicación que nos señalo el Maestro Jesús: “Amaras a tu prójimo como a ti mismo” que  es la norma fundamental a la que debe regir su comportamiento y vida el estudiante espiritual. Ahora, para amar al prójimo tienes que reconocer que has nacido con un “Concepto Inmaculado” y saber que de acuerdo a ese arquetipo ideal, tú tienes un patrón amoroso con el cual puedes amar inmensamente sin que este se extinga, consuma o finalice, porque es más extenso que el océano y más vasto que el universo, porque proviene del Gran Principio Único de Vida, Amor y Poder, que es DIOS. Si reconoces esto conscientemente llegara la hora de que comiences a parar el círculo vicioso de toda la programación negativa, creencias erróneas e ideas perjudiciales acerca de ti, y que comiences a hacer nuevos acuerdos contigo mismo. Y uno de esos acuerdos es precisamente que TE AMES como Dios te ama y esto es con Fe en ti mismo, porque esa será la misma medida para amar a tu prójimo. Porque si tú no tienes confianza en ti, tampoco la tendrás con los demás, eso es una Ley, un principio que se te va a cumplir siempre en todo.  

Entonces tal vez te preguntes ¿Y quién es mi prójimo?, pero lo más sabio es que no te compliques averiguando quien es tu prójimo, porque esto es muy simple saberlo, puesto que, es el que está más próximo de ti, en donde quieras que te encuentres; es cualquier ser humano respecto de ti, considerado bajo el concepto de la  solidaridad humana.No olvides que prójimo es sinónimo de próximo, y es ahí justamente en donde fallamos a la hora de amar, porque generalmente en una falsa espiritualidad llenamos la boca de palabras de amor para toda la humanidad, sin llegar siquiera a comprender tan elevadas palabras en el contexto del Amor Divino que cada uno de nosotros puede dar. debido a que, en la práctica si lo observas bien, la humanidad es aquel que tienes cerca de ti en este preciso instante, ni más ni menos, en lo que podemos llamar “tu metro cuadrado”,  esto en palabras sencillas significa que es el mundo en donde te mueves, por ejemplo es: el conserje de tu condominio, el conductor del Transantiago, el chofer del taxi; el cartero, el repartidor de diarios, el cajero del supermercado donde realizas las compras diarias; el junior de tu empresa, los aseadores; los recolectores de la basura, los de situación de calle y todos aquellos que están próximos a ti y a quienes seguramente no les das ni el saludo.

Entonces no olvides que tu prójimo es “el que está más próximo de ti”, es movible y cambia constantemente de acuerdo a donde tú te muevas y vayas, en consecuencia tu prójimo está en todas partes, en donde estés lo encontraras y si le prestas servicio, le haces algún favor, le facilitas su vida ayudándolo, comenzaras poco a poco a servir a un mayor número de personas y algún día no muy lejano lo harás a toda la humanidad. Esto tiene su regla de oro y es la que Jesús nos enseño: “Si alguien te obliga a llevarle la carga un kilómetro, llévasela dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no le vuelvas la espalda”. De manera que, considera para la próxima vez que digas que amas a toda la humidad, el verificar honestamente y sinceramente si tu saludas al que más próximo tienes de ti, si te amas lo suficiente, si te preocupas por el sufrimiento de los demás, o si prestas servicio en algún sitio sin recibir dinero a cambio por lo que haces. Si no lo estás haciendo no te juzgues o condenes, solo comienza a hacerlo ahora, porque el cambio que tu esperas del mundo, está precisamente en que tu comiences a realizarlo de forma inmediata, sin engaños y licencias de desigualdad e inconstancia del ánimo de tu parte, así como en esforzarte por hacer realidad esa fraternidad universal con los más próximos y avanzar poco a poco hacia la totalidad, pero en ese avance ve dejando una huella imborrable de Amor Divino tras tuyo. Por el momento reflexiona y no olvides jamás lo siguiente: “La humanidad para ti es en donde te mueves, es tu mundo, tu metro cuadrado”, porque para amar al conjunto de las personas que habitan la Tierra, primero se debe comenzar por servir a aquella persona con la que tienes contacto personal cotidianamente y que a veces humanamente te es muy difícil siquiera convivir con ella, así que cuanto más difícil te ha de ser llegar a amarla verdaderamente, y el tiempo que tendrás que invertir, no solo en considerarla, sino el tiempo que tú mismo te tendrás que dar para llegar siquiera a superar tu incapacidad de amar, tu mal humor, tu resentimiento, tu rencor y odio, antes de que puedas llegar a amar a toda la humanidad. Tal vez esto no sea tan difícil de logra, sino que, lo realmente difícil de lograr es llegar a vencerte a sí mismo.
 
Ese es el verdadero trabajo y la Verdad del asunto de “amaras a tu prójimo como a ti mismo”, un gran desafío intimo por superar, que si lo logras, todo lo demás vendrá por añadidura, desbaratando la inconsecuencia y el falso amor a la humanidad, dado que, sin antes vencerse y amarse a sí mismo, el supuesto amor a la humanidad es solo una bellailusión y unas hermosas palabras de buena intención, pero sin fuerza, puro romanticismo estéril, solo eso nada más.

Por lo pronto deja el discurso, la estadística, el comentario a un lado  y comienza a trabajar que hay mucho que hacer. Apréndete la fórmula mágica para cumplir con este mandato del Maestro Jesús de: “amaras a tu prójimo como a ti mismo” que es la siguiente: “Amarse, amar y pedir ser amado”.

FÓRMULA MÁGICA PARA AMARSE

Lo primero que tienes que saber para amarte es que cada ser humano nace como algo nuevo, como algo que no existía antes; con un patrón puro y perfecto, dotado de todo lo necesario para triunfar en la vida y que tan solo por saber esto no te es posible ser un fracasado y no amarte lo suficiente.  Esta es la gran verdad que está en tu Ser, en tu espíritu que es perfecto. Así que, comienza por aquí para amarte: Lo primero que tienes que hacer al comienzo de tu propósito y observación, es aceptarte tal cual eres, aceptando tus cualidades y tus apariencias de defectos para cambiarlas. Trázate objetivos realistas. Dedícate más tiempo: Trata de estar más a menudo a solas con tus pensamientos y sentimientos. No tengas miedo de observarte y de aceptar que tu “Yo Superior” es perfecto, que sus condiciones son perfectas.

Disfruta y aprende de tu propia compañía, sin que esto te vuelva vano y amargado. Préstele más atención a tus pensamientos y sentimientos, pero sin confundir esto con engreimiento y vana gloria: siente que estás vivo. Has todo aquello que te haga sentir feliz y satisfecho contigo mismo. No seas derrotista, negativo y pesimista: procura que prevalezca siempre en ti la actitud  de "yo puedo hacerlo". No trates de imitar a alguien más, sino siéntete orgulloso de ser quien eres y tente valoración y respeto. No te compares con los demás, porque en la vida es normal que existan personas más grandes y más pequeñas que tu. Elógiate y prémiate por tus pequeños y grandes logros: ya que son tus experiencias y tiene derecho a disfrutarlas. Ayúdate  a desarrollar tu talento y tus habilidades: ten confianza en ti mismo, porque naciste para triunfar, amar y ser amado. No lo olvides: Ten Amor hacia ti mismo y ayúdate: Aprende a quererte como una persona única e irrepetible.

Amar es sentir cariño, unión, no solo material, sino espiritual hacia tu prójimo, amar es sentir a las personas, y que estas te sientan a ti, esto en palabras sencillas es VERSE, y verse tiene un sentido íntimo que es OBSERVARSE, considerarse mutuamente, sin ignorarse, es saber que el otro existe. Si te AMAS y AMAS, puedes entonces PEDIR SER AMADO, ya que así estas cumpliendo el mandamiento de “amaras a tu prójimo como a ti mismo” y de esta forma la “Ley de Causa y Efecto” te lo devolverá, porque todo lo que le hagas a tu prójimo es lo mismo que si te lo estuvieras haciendo a ti.  SE TE DEVUELVE. Por eso, San Pablo el Apóstol de Jesús dijo: “El que ama al prójimo ha cumplido la ley”.

También al realizar esta Fórmula Mágica de “Amarse, amar y pedir ser amado”, se cumple en nosotros la “Ley de Atracción” en positivo, trayendo a tu mundo toda cosa buena como un acto de amor hacia ti, porque su principio dice que: “Todo se atrae, todo es amor”, y al amar lo suficiente estas atrayendo todo el amor de Dios, porque das la mayor de todas las caridades, el amor al prójimo. Recuerda que la Biblia dice: “La caridad no hace mal al prójimo: así que, el cumplimiento de la Ley es la caridad”. 

EL ESTADO NORMAL DEL METAFÍSICO

El estado de conciencia normal del metafísico miembro de la Enseñanza Espiritual esta descrita en las palabras de Jesús: “Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”.

MANTENER EL CONCEPTO INMACULADO

Para amar al prójimo también cuenta el que cada estudiante espiritual aprenda, comprenda y se entrene en sostener su “Concepto Inmaculado de Perfección” que es el mismo, pero sin ningún defecto, conflicto, afección, sin ninguna privación de ningún tipo, necesidad, aprietos, desconfianza o bajeza, puesto que al no sostenerse en él, se pierde su condición impoluta y se comienza a vivir de acuerdo a la “Imagen Corrompida” del “yo personal”, que es lo contrario al “Concepto Inmaculado de Perfección” que separa, divide y pone en guerra. De ahí la importancia que tiene que el estudiante espiritual sepa que su “Yo Superior” es Perfecto, en este momento y que siempre lo ha sido. Jesús recomendó al respecto: Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro padre que está en los cielos es perfecto”.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com
+