ESPÍRITU ENVOLVENTE 2018
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

ASUNTOS DEL ALMA

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile 11 de junio de 2018

Cuando nos enfrentamos a asuntos de mala voluntad, de insensibilidad y de indiferencia nos podemos dar cuenta de cuanta falta hace el cambio individual, ese que ha de dar el pie inicial para la transformación general, porque la mayoria de las personas vive en su mundo individual y enajenado a lo que sucede a su alrededor, de tal forma que se han acostumbrados a ver a otro ser humano durmiendo en la calle tapado con cartones sin que hagan algo por él, quizás también como no alcanzan a percibir al compañero de trabajo que no tiene para su colación y disimula su estrechez por vergüenza o la tristeza de muchas personas que conviven con ellos que ni siquiera les altera sus vidas, porque no detallan lo suficiente en los demás como para notarlo y percibir su sufrimiento, sino que ya no son capaces de verse ni mucho menos de confortarse o ayudarse. Pero, hay unas preguntas que sin duda todos debemos hacernos y estas son: ¿Que nos paso?, ¿Cuándo nos perdimos a nosotros mismos? ¿Cuando confundimos los asuntos del alma por los asuntos de tener más que los demás? tal vez no encontremos la respuesta a esto, pero si lo que podemos hacer es darnos cuenta de lo que nos pasa, volver a encontrarnos y retomar los asuntos del alma sin matices que nos dividan y nos vuelvan arrogantes, haciéndonos perder la sencilla aspiración de ser mejor ser humano, noble y caritativo con todo el mundo.

Si nos fijamos en los requisitos que se necesitan para ingresar al sendero espiritual nos podremos dar cuenta que no son muchos y arduos de cumplir, sin embargo en la inmediatez de hoy resultan tediosos y complicados para muchos porque desenvolverlos según se piensa toman un largo y fastidioso tiempo, no obstante estos se pueden cumplir en medio del fragor de nuestras propias vidas, sin que tengamos que apartarnos de lo cotidiano ni mucho menos conformar un conglomerado distinto o pertenecer a algún movimiento espiritual de moda para ello, sino que podemos considerar para desenvolver estos requerimientos por ejemplo: el discernimiento, lo podemos fomentar mediante el darnos cuenta del dolor ajeno haciéndolo nuestro para resolverlo o mediante el saber ver claramente donde se necesita ayuda y darla siendo útiles a la comunidad o la ausencia de deseos la podemos desenvolver dejando los deseos personales por aquellos que vallan en pos del bien de los demás, asi como teniendo correcto actuar con todos y con todo en nuestro mundo mediante pequeños detalles de honestidad, al igual que, el amor lo podemos desenvolver siendo afectuosos por medio de la actividad, aquella que nos movilice a prestar servicio. En realidad es volvernos al principio y comenzar de nuevo con los SIMPLES ASUNTOS DEL ALMA PARA QUE PODAMOS SER UNO CON TODOS.   

Ahora bien, si todo esto lo cumplimos, entonces seremos candidato para ingresar a aquello que llaman “Sendero Espiritual”, que no es más que la vivencia interna personal por adquirir cualidades que nos hagan mejor ante nosotros mismos que podrán parecer innecesarias, anticuadas o exageradas, pero necesarias al momento de la transformación y que son las mismas que les pidieron a aquellos hombres de antaño que hoy conocemos o llamamos grandes almas.

Razón suficiente para comenzar a CAMBIAR adquiriendo el Espíritu de la Buena Voluntad siendo amoroso, solidario y unificador; comenzando por compartir lo que tienes, por ejemplo si es un pan, comparte la mitad, si es dinero da un porcentaje para que otro ser humano coma, si tienes cobijas para abrigarte facilita una a quien la necesite. El engranaje de esto es muy simple, es solo tener BUENA VOLUNTAD y el aceite necesario para que funcione es SER COMPASIVO. En cuanto a la actitud que se debe tener es necesario considerar que esta debe ser siempre AUXILIADORA, ATENTA Y PRONTA manteniendo en la punta de la lengua la frase amistosa ¡NECESITA AYUDA! para que abras el corazón de los demás y se dejen asistir, considerando que el temor es lo que impide a las personas la posibilidad de ser auxiliada.

¿Entonces que hacer? comienza por no permitir que el desinterés, la mala actitud y la insensibilidad se apoderen de ti, contrarrestándolas con acciones que te lleven a ser cada vez más útil, bondadoso y fraterno, no esperes a pertenecer a una institución de carácter solidario para ayudar, dado que, lo más probable es que jamás lo hagas o pertenezcas a una, porque no encuentras la motivación o el tiempo para hacerlo, sin embargo puedes pertenecer al Nuevo Grupo de Servidores Mundiales conformados por hombres y mujeres de buena voluntad en todo el mundo que están haciendo algo por los demás y el planeta, ahí en el lugar donde viven. Para ello solo necesitas ubicarte en el centro de la ayuda, allí en donde te encuentres y, esto es muy simple de saber donde esta, dado que, es toda persona, lugar, condición o cosa en necesidad de ser socorrido; si es un ser humano en desgracia, ayúdalo, si es un lugar en desastre ponte en acción, si es una condición negativa, cambia su polaridad y si es una cosa molestosa, cámbiala, renuévala o sácala de circulación. Lo importante es que no te quedes de brazos cruzados como hacen los que esperan que otros lo hagan, socorran o cambien las cosas, teniendo en cuenta que en la era actual todo es acción, dinamismo y buena voluntad, pues esta edad, tiene como palabra de tonalidad “YO LO HAGO”. En consecuencia no esperes a que alguien te diga lo que hay que hacer o donde ir en ayuda.

No te quedes atrás de esta clave de la era actual, debido a que, viene avanzando con ímpetu desde hace mucho tiempo y no es momento de esperar, porque las cosas cambiaron y son para mejor, más de lo que te puedas imaginar, si no lo crees puedes observar los movimientos sociales que se están dando, pues,  precisamente no vienen impulsados por medio de organizaciones políticas, económicas o religiosas, sino que es por el ser humano común y corriente, aquel que llaman de “a pie”, puesto que,  esto es un cambio real y es de toda la humanidad, antesala de un cambio mayor donde se necesita BUENA VOLUNTAD, RECTA INTELIGENCIA, TIERNO AMOR, VIRTUOASA BELLEZA, CARITATIVA VERDAD, BIENHECHORA PROVISION Y PIADOSO PERDON. Sumarse a esto significa un sacrificio contundente por parte de cada uno de nosotros, olvidando gustos personales, comodidades individuales y opiniones propias, debido a que la buena voluntad no pertenece al ámbito de lo personal pues, es de carácter universal con propósito unitario.

Para sumarse al espíritu de voluntad necesariamente debemos dejar de lado lo mío, la opinión, el gusto y nuestros pareceres, porque estas expresiones están caducas, no pertenecen a la era actual y no volverán a ser voz de la humanidad, porque no dieron resultados justos para la equidad entre todos. Ten buena voluntad con todo el mundo incluso con el del mal modo y el desinteresado, porque incluso ellos tienen necesidad de la buena voluntad, porque en los incesantes cambios de la vida un gesto amable resulta ser el sol del amanecer que haga abrir los pétalos de sus durmientes almas. Por lo pronto, crece, sal de tu letargo y no permitas que otros hagan lo que tú tienes que hacer. Por ello, si tienes porfías déjalas de alimentarlas que son un atraso y fastidios para estos tiempos de cambios, puesto que la flexibilidad y la buena predisposición son la “clave espiritual” para hacernos mejores cada día, por eso, si tienes deseos de vivir de acuerdo a los asuntos del alma, comienza por ver el alma de los demás y ponte a disposición del “Espíritu de la Buena Voluntad”, que trae como premisa una actitud no separatista y la necesidad de correctas relaciones humanas.    

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com