ESPÍRITU ENVOLVENTE 2020
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

CANDELABRO INTERIOR

Santiago de Chile, 23 de diciembre de 2020

El Candelabro, es una base en la que se coloca una vela. En tiempos bíblicos no había velas de cera, como las que usamos en la actualidad, sino que el depósito o vaso era llenado con aceite, y con una mecha se hacía la lámpara. Sin embargo, como en la Nueva Era se realiza el encendido de las Luces en consciencia, entonces este candelabro es interno y su llenado es con la propia Luz de la Vivencia Espiritual que cada estudiante tenga.

El Candelabro Interior es de tres brazos, y está dentro de nuestro “Aposento Alto”, la parte más alta, donde esta nuestra consciencia; allí se encuentra nuestro “Templo interior". El candelabro está frente al altar de nuestra consciencia, que representa al Trono de Dios en nuestro cielo interior.

El Espíritu Santo de Dios es la Triple Llama, que arde sobre el “Candelabro Interior”. Es una sola Llama, que está dividida en tres Llamas Primordiales, unidas por la consciencia (el aceite), que pasa a través de ellas. El aceite, por supuesto, es la consciencia obtenida a través de la “Vivencia Espiritual” y sus frutos, los que al no fecundar impiden el encendido.

El cuerpo central es la Enseñanza Espiritual y los tres brazos representan los cuerpos físico, emocional y mental al servicio de la Divina Presencia de Dios “YO SOY”, representadas por las Tres Llamas Azul, Dorada y Rosa.

El “Candelabro Interior” es de oro puro, incorruptible y eterno, cuya Llamas son encendidas para iluminar al mundo, y que no se deben apagar.

Tal como en la Biblia, en Tesalonicenses lo dice: “No apaguéis al Espíritu”. El candelabro Interior alumbra en la adversidad, el cual ilumina el camino hacia la Divina Presencia de Dios en su Trono Santo. Recordemos que Jesús dijo: “Nadie pone en oculto la luz encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz”. Por ello, el “Candelabro Interior” simboliza la Luz de la Chispa Divina en nosotros, que en medio de la oscuridad nos alumbra para que nosotros y nuestro “Círculo de Vida” no este en tinieblas. El Maestro Jesús, dijo: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. Por los ornamentos del “Candelabro Interior” en sus brazos o ramas podemos entender que su intención es aludir a un árbol frutal, y por tanto al misterio de la vida; también viene a ser semejante a la “zarza ardiente” en que el Ángel del Señor se le apareció a Moisés, tal como la biblia lo señala: “Y se le apareció el Ángel del Señor en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía”.

Por lo tanto, enciende tu “Candelabro Interior” en estos últimos días del año que está a punto de concluir y no dejes que se extinga para que su Luz te guíe durante todo el próximo año y haga tu recorrido por el Sendero un buen tránsito, siempre protegido por la Luz de la Divina Presencia de Dios “YO SOY”.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com