ESPÍRITU ENVOLVENTE 2020
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

“CHILE LINDO”
Interpretación Metafisica

Por Fernando Castro
Santiago de Chile, 9 de septiembre de 2020

JUSTIFICACIÓN

Antes de dar inicio a la interpretación metafísica de la tonada “Chile lindo”, de Clara Solovera, debemos primero considerar que el arte de cantar nació con el ser humano mismo, con su primera expresión vocal como alabanza a la vida. Desde sus orígenes fue una forma elevada de su lenguaje, una oración a la existencia, probablemente inspirada desde lo alto, que haciendo eco en su alma, se expresaba en sus rudimentarias palabras sin que esto dejara de mostrar la belleza de su sentir. Se dice que el canto existió antes del lenguaje hablado, tal como sucede con las aves, lo que confirma el refrán que el que canta reza dos veces. De ahí la justificación de poner atención a las palabras de los versos de lo que canta el ser humano, porque de lo alto viene y si no es así, de sus entrañas sale para cubrir esa necesidad de expresar su sentir más profundo, el de adorar a la vida como si supiera desde tempranas épocas que al hacerlo, de algún modo al cielo llega. Como ejemplo de esto, podemos ver en las propias palabras de la autora de “Chile Lindo”, en referencia a sus obras, donde ella hace hincapié en el hecho de que sus creaciones no provenían de la recopilación del saber popular, sino de su propia imaginación y corazón. Hagamos entonces, el ejercicio interpretativo a esta tonada con la finalidad de extraer esa imaginación del corazón de la que habla su autora.

INTERPRETACIÓN METAFÍSICA

La tonada “Chile Lindo” de la poetisa y escritora Clara Solovera, es una canción en cuya expresión se puede observar la Pureza del Cuarto Rayo Blanco y la adoración del Rayo Rosa en su letra, donde se expresa el afecto a la patria y dibuja en el imaginario nacional la belleza de Chile, esa que Dios le dio, expresado desde el inicio, donde dice: “Ayúdeme usted compadre pa’ gritar un ¡Viva Chile! La tierra de los zorzales y de los rojos copihues”. El término “compadre” popularmente se usa para demostrar amistad y afecto entre unos y otros, es una forma de honda amistad, por eso vemos que en uno de sus versos la solicitud de ayuda se hace invocando a esta amistad para gritar un Viva Chile, expresión de enamoramiento patrio que provoca vociferarlo a todo el mundo.

El zorzal es el ave que vemos comúnmente en jardines, parques y plazas en todo Chile, simbólicamente representa “lo consciente que somos de nosotros mismos”, por eso, el verso refleja en el zorzal el amor consciente a la patria, pasión que es reafirmada al señalar a Chile como la tierra de los rojos copihues, que es lo mismo que decir de los apasionados corazones.

La tonada en su estribillo nos habla de ese sentir profundo que lleva el alma a la entrega del servicio a la patria, reflejado en su verso: “Chile, Chile mío como te querré. Que si por vos me pidieran la vida te la daré”.

Dar la vida no necesariamente es morir por la patria, sino saber vivir en la entrega, sirviéndole día a día, que es una forma de muerte psicológica que permite apartarse de lo personal para ir al encuentro de los demás, en desinteresado servicio.

Por eso, es recomendable escuchar esta canción durante los días previos a la conmemoración de nuestra Independencia para embebernos del espíritu patrio y celebrar con gratitud cada nota por ser hijos de esta adorada tierra a la que la poetisa le dice: “Chile lindo, lindo como un sol”. Razón tiene al compararla con el astro rey, por cuanto la patria es el sol que ilumina silenciosamente nuestra vida con sus maternos rayos que nos unen a ella. Por eso en un acto de adoración y entrega dice: “Aquí mismito te dejo hecho un copihue mi corazón”, máxima expresión de identificación humilde y fervorosa al transformar la propia entraña en un copihue símbolo del corazón de Chile.

Vemos en toda la canción un derroche de amor y entrega del amante patrio a su predilecta, que enamorado expresa su querer fuerte y consistente expresado en esta estrofa: “Afírmese las espuelas, y eche la manta pal' la'o y mándese aquí una cueca, de esas pa' morir parao'”. Las espuelas representan la voluntad para domarse a sí mismo, amansamiento que es bueno para ser útil a la patria y engrandecerla, por lo tanto, afirmarse las espuelas es un es signo de valentía y arrojo, es ponerle el corazón a las cosas, por eso dice al termino del verso: “y eche la manta pal' lao'”, que es la reafirmación de ese coraje que identifica al pueblo, es un mandato de ponerle corazón a todo lo que se haga, en especial por la nación.

Finalmente dice: “Y mándese una cueca, de esas pa’ morir parao'”, donde se representa con la cueca el asedio amoroso a la patria por parte de sus hijos, para conquistar su amor y tenerla por siempre como su amada en casamiento con su alma nacional. La tonada es una declaración de amor valiente a la nación, porque al invocar el canto de una cueca y morir parado, es lo mismo que decir que se está dispuesto a sacrificar la vida en beneficio de la causa justa de ennoblecer la patria ante todo atropello que pasarla sometido a la injusticia para preservar la vida.

LINDO

La palabra lindo es aquel término que más empleamos los chilenos para expresar que la patria es bella, aunque, cabe destacar, que mayormente lo usamos para hablar de la belleza que ostenta su territorio, en este caso preciso como consecuencia de sentir a la patria como una dama, así que el término “Chile lindo” es correctamente usado para hablar de la belleza de Chile o de su Guardiana Silenciosa, la Señora Araucanía.

HIJOS DE LA PATRIA

En todo momento, como hijos de la patria, debemos colocar en nuestro corazón, ahí donde están nuestros principales amores que la patria simboliza, a nuestra familia, nuestros parientes, nuestros amigos, todas las personas que conocemos, a las que amamos y a nuestros vecinos que forman con nosotros una comunidad de afectos, goces, tristezas y esperanzas. Todos juntos somos eso que se llama Chile y que se personifica en su Ángel Guardián, la Señora Araucanía.

En protocolo se dice que si el instinto no nos manda a amar a la patria, deberíamos considerar como uno de nuestros principales deberes concurrir a su engrandecimiento, y procurar por todos los medios imaginables que pase a nuestros hijos con el mismo lustre y esplendor con que nos la legaron nuestros padres, legado que cobra mayor responsabilidad al ser estudiantes espirituales, por cuanto manejamos y conocemos ese recóndito esoterismo que lleva todo lo referente a la patria.

LOS MAESTROS NACIONALISTA DE CORAZÓN

El amor a la patria se puede definir como nacionalismos del alma o del corazón, es ese apego especial que se siente por la propia nación y a cuanto le pertenece. Este apego a la nación que se define por amor y devoción a la patria, lo podemos ver en los Maestros de la Jerarquía Espiritual, porque ellos son nacionalistas, y en esto hay que reparar lo siguiente, pues, muchas personas piensan que los Maestros son impersonales y que no son nacionalistas, pero hay que considerarlo bien antes de pensarlo, porque si lo reparamos concienzudamente veremos que su nacionalismo se nota en como son conocidos algunos de Ellos, donde se denota su nacionalidad o amor por un país, como por ejemplo; el Maestro Djwal Khul, el Tibetano, cuyo calificativo hace referencia a su patria el Tíbet. Él nació en el Tíbet y es un ejemplo de amor a la patria, pues, nunca ha renunciado a su nacionalidad.

El Maestro Koot Hoomi nunca ha renunciado a su región que lo vio nacer, Khasmir, por lo tanto, él es un prendado cachemiro. El Maestro el Morya, que nunca renuncio a ser príncipe Rajput, miembro de uno de los clanes territoriales del norte y centro de la India. El Maestro Serapis Bey, conocido como el egipcio, gentilicio de los habitantes de Egipto, que no cabe duda de su amor por su región, ya que no renuncia a ella. Asi como nuestro Amadísimo Maestro Saint Germain, que se hace llamar el húngaro, toponimia que hace referencia a su país Hungría. Lo mismo que Jesús, a quien lo apodaban o conocemos como Jesús de Nazaret, ciudad de Israel. Por lo tanto, con todas de la ley y espiritualmente en esta encarnación podemos sentirnos felices de haber nacido en esta tierra y ser chilenos de corazón.

SAGRADO

No debiera persuadirse a nadie el amor a la patria, ya que se supone que este amor está estampado en nuestros corazones por la naturaleza, pues es propio del ser humano amar la tierra en que nació, como amarse a sí mismo. Por eso, los Maestros en esto de mantener su nacionalidad nos dan un gran ejemplo a seguir, que aun cuando se está en el Cielo, la patria sigue siendo algo venerado.

Sin embargo, no debemos olvidar que el autor de la Patria es el Creador de los seres humanos, Dios Todopoderoso, nuestro Señor absoluto, y al venerarla, lo veneramos a Él, ya que es el Supremo Patriota. Asi que en todo momento se ha de considerar el amor a la Patria, SAGRADO.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com