ESPÍRITU ENVOLVENTE 2020
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

CONVERSIÓN DE SAN PABLO
(Resumen simple)

Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 24 de agosto de 2020

Antes de convertirse, Saulo pasó mucho tiempo estudiando las escrituras hebreas. Al enterarse de que había judíos que anunciaban que Jesús era el Mesías, se molestó por aquel atrevimiento, el de considerar a Jesús como el Mesías anunciado por el profeta Isaías, ya que esto según él, contradecía todo lo que había aprendido desde niño; de modo que se propuso eliminar personalmente el nuevo movimiento de los cristianos. Saulo causó grandes aflicciones a los judíos que se habían convertido a las enseñanzas de Jesús, porque los arrestaba e incluso trataba de darles muerte. Saulo fue quizás el perseguidor más encarnizado del cristianismo.

Mientras Saulo se dirigía a Damasco para arrestar a algunos de los discípulos de Jesús resucitado, Jesús se le apareció en medio de una luz resplandeciente que dejó a Saulo ciego, como evidencia de lo que no quería ver. Mientras estaba tumbado en el suelo, escuchó una voz: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? … Yo Soy Jesús, a quien persigues”. Además, en este episodio tuvo la convicción de que todos somos como un cuerpo único, siendo el propio Cristo la Cabeza.

Aunque se había dedicado por completo a cumplir la Ley, era incapaz de reconocer a Jesús como el Mesías, que era el cumplimiento de todas las esperanzas y promesas de la Ley. Esto es a lo que se le llama la “doctrina del ojo” o ceñida a la letra de los escritos.

En los días posteriores, Pablo estuvo en meditación. Sin duda había un conflicto entre todo lo que había aprendido antes y lo que acababa de experimentar. Sin embargo, Jesús, que conocía la lucha interior de Pablo, envió a Ananías que significa “Dios es Misericordioso”, para que le restaurara la vista. Esto le quitó el velo que le impedía ver y comprender con el corazón, al tiempo que lo transformó profundamente, y para demostrar que era una nueva persona, cambió su nombre de Saulo a Pablo, que significa “pequeño" u "hombre de humildad”.

Este proceso de conversión, le dio a Pablo una extraordinaria sensación de libertad y comprensión de todo el Plan Divino de la venida del Cristo, que comenzó una vida totalmente nueva, una vida que lo transformaría de hebreo fanático y perseguidor, a un discípulo consagrado, que lo llevaría a amar las enseñanzas del Cristo por encima de todo, quizás en el mejor misionero de la historia cristiana.

PABLO EN LA NUEVA ERA

Actualmente, Pablo es el Chohán del Quinto Rayo de la Verdad y encargado de la Ciencia. Se sabe gracias a la teósofa británica, Mabel Collins, que escribió el libro “Luz en el Sendero”, que el Maestro reveló los requisitos, en forma resumida, para adquirir la Tercera Iniciación Mayor, que es la “Transfiguración”, etapa esotérica donde comenzamos a hacer realidad en lo externo, lo que tenemos de Divino en lo interno; ya no se oculta más nuestra esencia Divina y pasamos a ser definitivamente un Dios encarnado.

Su templo Etérico está sobre la Isla de Creta, en el Mar Mediterráneo. Podemos contactar su gentil Presencia en la pieza musical “Tocatta y Fuga en re menor” de Johann Sebastian Bach.

A MODO DE CONCLUSIÓN

Si queremos transformarnos, necesitamos tener en nuestra vida un “Damasco”, es decir una conversión profunda que haga salir a la Luz nuestro verdadero ser, porque sólo después de nuestro propio “Damasco” podremos ser parte consciente del Cuerpo del Cristo, y ser ungido de la “Gracia Divina”.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com