ESPÍRITU ENVOLVENTE 2020
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

CUARESMA ACUARIANA

Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 5 de marzo de 2020

La Enseñanza de la “Era de Acuario” es muy evolucionada para este momento, y toma lo mejor de la era de Piscis. Una de las tantas prácticas positivas que nos dejó la enseñanza de Jesús, son el desenvolvimiento de la “Conciencia Crística”, el perdón y el periodo de la ascesis espiritual de la Cuaresma. Son dos mil años de vivencia y experiencia Crística que el estudiante de la Nueva Era no debe desechar. En ella está el desenvolvimiento del “Cristo Interno” mediante los ejercicios espirituales. Es el modo de examinar la consciencia, de meditar, de razonar, de contemplar; y disponer el alma, para quitar todos los vicios de la personalidad y la preparación para el encuentro con Dios.

Cada año, la Cuaresma recibe del Espíritu Envolvente, su radiación para beneficiar a la raza humana en su evolución, intensificando su propósito. Como este año el Espíritu Envolvente es el Señor Gautama Buddha, el Rayo es; Rayo Azul, radiación Dorada, esplendor Rosa, que es la Triple Llama.

ÍMPETU

Toda CUARESMA tiene su ímpetu que la diferencia de la anterior, brío que lo proporciona el Espíritu Envolvente y el RAYO del año, como subsidiarios para el propósito de esta época de Ejercicios Espirituales. El ímpetu es la fuerza con que vamos a hacer los ejercicios espirituales durante esta Cuaresma, imprimiendo el ENTUSIASMO del Primer Rayo Azul.

La INTELIGENCIA CLARA del Segundo Rayo Dorado, para que marque nuestras prácticas encaminadas a la liberación del Espíritu y el logro de la virtud y la SIMPATÍA del Tercer Rayo Rosa, para que marque toda la Cuaresma en nuestra manera de ser y actuar, que nos haga ser atractivos y agradables a los demás. Asi tenemos entonces que, el propósito de esta CUARESMA es el desenvolvimiento del “Cristo Interno” y la “Conciencia Unitiva”. Propósito sostenido por la Presencia Guardiana del Maestro Jesús, como Angel Micah.

Jesús, como Ángel Micah, es Padrino Espiritual del año 2020. La actividad del Angel Micah consiste en sostener la Llama de la Unidad a nivel planetario. Por eso el logro y la afirmación a conseguir en esta Cuaresma 2020 es: “YO SOY UNO CONTIGO”. Su Llave Tonal es: “Intermezzo” - Opera “Notre Dame”, de Franz Schmidt.

TOMAD MI YUGO

Jesús dice: “Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas”. El yugo es una barra larga de madera con dos cubos en la parte inferior, que se apoya sobre el cuello de los bueyes, para que tiren juntos de un arado, y el sentido figurado que Jesús le da, es a tener dominación y control de sí mismo. Hablaba asi, porque en esa época era muy común que los seres humanos utilizaran también yugos, que eran barras sencillas que se colocaban sobre los hombros con carga en ambos lados. Asi que era un ejemplo simple, capaz de ser comprendido por todos.

De modo que tomar el yugo de Jesús, es tomar su enseñanza y ponerla en práctica, sin embargo, esto exige más que sólo conocer sus enseñanzas. Requiere que obremos en armonía con ellas, que desenvolvamos nuestro “Cristo Interno” y vivamos como un Cristo Despierto. Sin embargo, luego dice: “Mi yugo es suave y mi carga ligera”, refiriéndose a lo agradable, gustosa y luminosa de la Enseñanza, aunque ser discípulo implica ciertas obligaciones y responsabilidades, no es una experiencia severa, ni opresiva, sino refrescante. Y asi es como se deben abordar los Ejercicios Espirituales, desnegativisándonos, positivisándonos y alegrándonos, conmemorando los sucesos extraordinarios y más importantes de la vida de Jesús.

Cuando aceptamos de todo corazón el yugo (Enseñanza) que ofrece el Maestro Jesús, y aprendemos a llevarlo como es debido, -es decir a ponerla en práctica-, no hay razón para que en ningún momento parezca ser una carga insoportable. No olvidemos que en el Sendero Espiritual, la dirección que hay que seguir siempre es adelante y arriba, porque quien asi obra, Dios le pone el aguante.

LAZO DE LUZ

Al ejercitarnos en Cuaresma, de acuerdo a los lineamientos de la Nueva Era, estamos uniendo las enseñanzas de Jesús con las del Maestro Saint Germain, mediante un lazo de Luz de insospechadas bendiciones para nuestro progreso espiritual, embellecido por el Arcángel Gabriel, el Espíritu Cósmico de la Resurrección, junto a la sensibilidad y fuerza del Ángel de la Cuaresma, el Amado Cuadragésima.

Los Ejercicios Espirituales de Cuaresma para embellecernos, están relacionados con la purificación de los cuatro cuerpos inferiores, y estos consisten en cinco prácticas que incluyen: 1) La Caridad Física, 2) El Ayuno, 3) El Perdón, 4) No criticar y 5) La Meditación. Todos ellos nos llevan a la Unidad y le dan el verdadero sentido a la CUARESMA, de prepararnos para el servicio, tal cual Jesús después de los cuarenta días en el desierto, se presenta para emprender la vida pública.

ANDAR EN EL ESPÍRITU

No hay CUARESMA sin “Ejercicios Espirituales”, porque estos son el vehículo para llegar a expresar la Voluntad Divina que nos ha de llevar a la liberación del Espíritu y el logro de la Virtud. Esto es a lo que Pablo llama “Andar en el Espíritu”, que es la práctica de la Presencia de Dios, donde pensamos, sentimos y actuamos sólo en Dios, antes las diferentes situaciones de la vida. También andar en el Espíritu, es ser obediente a la “Presencia de Dios YO SOY”, a los Siete Principios, y el desenvolvimiento de los Siete Rayos. Por este andar en el Espíritu, desenvolvemos los frutos del andar en el Sendero, que son: Voluntad, Sabiduría, Amor, Belleza, Verdad, Paz y Perdón, esto nos hace vencedores en el plano de la lucha. Asi tenemos que, todas las cualidades de los Siete Rayos se desenvuelven por un andar en el Espíritu, y nos llevan al lado soleado de la vida.

Esta es la vida que Jesús vivió en la tierra, y nosotros como estudiantes espirituales de la Nueva Era, también podemos vivir. La práctica de la Presencia de Dios requiere de trabajo. En ocasiones las cosas puede que no nos salgan como queremos, sobre todo al comienzo de una vida aplicando la Enseñanza, sin embargo, no hay que perder el entusiasmo y seguir adelante. Recordemos que al Espíritu o Presencia de Dios, también se le llama “El Consolador”, y si invocamos su Presencia nos consolará, dándonos más astucia y valor cuando lo necesitemos. Por eso Pablo nos insta a seguir el Sendero Crístico, diciéndonos: “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. La cobardía es miedo o falta de valor ante situaciones difíciles, sin embargo, el estudiante espiritual no debe tener miedo, sino Fe en su “Presencia Yo Soy”, para que venga el amor y el dominio propio. Por lo tanto, la práctica de los ejercicios espirituales y la constancia durante todo el periodo cuaresmal, nos asegurará el éxito interno anhelado.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com