ESPÍRITU ENVOLVENTE 2017
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79


DEJA DE QUEJARTE

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 31 de julio de 2017

Ningún estudiante espiritual que se considere positivo jamás se queja por nada de lo que le pasa en la vida, sea agradable o desagradable, porque sabe que la queja es un mal hábito de la mente y el sentimiento que abunda en las personas amargadas y pesimistas. la queja abunda en aquellos que no saben que tienen latiendo en su corazón, el “Poder de la Luz de Dios” y que pueden disponer de Ella para todo y en todo lo que les suceda, agregándole a cada situación sus siempre Perfectas Cualidades de Buena Voluntad, Claridad de Pensamiento, Amor Nutritivo, Pureza de Acción, Apego a la Verdad, Tranquilidad en los actos y Capacidad de Perdón.

La palabra queja significa: lamentarse, y el asunto es que la mayoría se queja por situaciones que han creado ellos mismo y lo que es peor aun es que de la queja viene la lástima por uno mismo que es una emoción autodestructiva, un signo de baja autoestima. de modo que, si quieres dejar de quejarte, entonces considera que la queja trae a su pariente, la lástima que es la trae la emoción que nos paraliza porque nos mantiene atrapados en una situación, y no somos responsables de nuestras vidas. 

COMO SABER SI ERES PESIMISTA

Si tú quieres saber si eres un pesimista observa si te deleitas buscando de qué quejarte. Observa si lo haces para tener un motivo de conversación y si ésta es generalmente negativa, que además de ser destructiva para tu propia armonía, no te conduce a nada. Si vez que si lo haces, entonces eres un PESIMISTA QUEJUMBROSO. En consecuencia apréndete esto: Quejarse no cambia las situaciones, ni mejora las cosas, nunca lo ha hecho y jamás lo hará. Sin embargo el pesimista le agrada poner de manifiesto, que la realidad nunca le agrada, y lo que es peor llega a negativizar lo positivo, cuando algo bueno le sucede. Eso se llama: “POSITIVO A MEDIAS”.
POSITIVO A MEDIAS

El “positivo a medias” es aquel que piensa positivo, pero siente negativo o siente positivo, pero piensa negativo, el asunto es que nunca está completo, integro o firme en su estado de conciencia. Siendo a medias en todo, jamás a alguien le podrá ir bien, es absurdo siquiera pensarlo. Si te distes cuenta que eres pesimista puedes desbaratar el arquetipo o imagen de queja asentada en tu subconsciente diciendo: “Yo Soy la Llama Violeta Transmutadora que borra y consume toda queja y murmuración de mi subconciente,  transmutándola en satisfacción y agradecimiento”. Y luego afirma: “Yo sé, que ser positivo si cambia las situaciones, si mejoras las cosas, todo el tiempo lo ha hecho y siempre lo hará”.

LA QUEJA NO RESUELVE NADA

La queja no resuelve nada, al contrario lo empeora todo, porque es inoperante, no aporta soluciones y es el recurso de los que viven al otro lado de la felicidad, los amargados, ásperos y dramáticos que no se atreven a ser POSITIVOS y, a cambiar lo que no les agrada con un toque de buena voluntad y simpatía a la vida, a  las personas y a todo lo que les rodea.

DESCONTENTO

Ser quejumbroso es lo mismo que ser una persona descontenta, pero el asunto es que la persona descontenta se convierte en un resentido y un resentido es aquel que siente una y otra vez, el enojo, la frustración o la rabia que vivió en el pasado o que le provoco alguien o una situación, dándole poder cada vez que lo recuerda. Y con esto solo suma más rabia, más “Re-sentimiento” que poco a poco se convierte en rencor y finalmente madura como odio. Por lo tanto no es práctico ni inteligente quejarse.

LA HABLADURÍA Y LA CRÍTICA

Lo otro que debes considerar si quieres cambiar es que la queja tiene unos parientes igualmente negativos como ella que son: la habladuría y la crítica, pues también son quejas que casi siempre se hacen sobre los defectos de los demás, y el problema de esto es que la mayoría de las personas no llegan a ser conscientes de esto. La habladuría y la critica son formas de comportamiento habitual que tiene su complacencia en ser juez implacable de los demás, cuyo resultado es la de fomentar la mayor de todas las herejías, LA SEPARATIVIDAD.   

UNA LEY INVARIABLE

Quejarse es concentrar la atención en lo negativo, lo que no se desea, y tiene un grave error que la mayoría de las personas pesimistas ignoran, que al quejarse todo lo que no les gusta, lo negativo, se refuerza y se expande, porque LO QUE UNO PIENSA Y SIENTE SE MANIFIESTA. Es una “Ley Invariable” que no falla jamás, y que los metafísicos conocemos muy bien y usamos siempre en POSITIVO. Nosotros somos los que creamos nuestra vida con cada pensamiento y sentimiento que tenemos; nuestro estado financiero, nuestra propia salud, nuestro mundo donde nos movemos y vivimos. TODO ES PRODUCTO DE LOS PENSAMIENTOS Y PALABRAS QUE EXPRESAMOS. 

BORRA LOS ARQUETIPOS NEGATIVOS

Comienza a borrar todo “arquetipo” de queja que este arraigado en tu subconsciente como “cristalizaciones”, diciéndoles “¡No las Acepto!”, negándolas con fuerza, pero a la vez muy concientemente, y en su lugar comienza a reconocer a tu “Dios Interior” que es hecho a imagen de Dios “YO SOY” el Absoluto. El asunto es que recuerdes que tu “Presencia Yo Soy” es perfecta, que sus Cualidades son Perfectas. Repite hasta que se te grave en tu subconciente: “Yo Soy una persona contenta y satisfecha de la Vida”. De esta forma tu subconciente que no discierne, no decide nada, no opina ni piensa por sí solo, que solo reacciona de acuerdo a lo que ha grabado, LO QUE TÚ QUISISTE, haya sido consciente o inconsciente, te pondrá su reflejo, y en este caso será un reflejo de SATISFACCIÓN.  

No sé si hasta aquí estas comprendiendo el asunto, si no te lo explico de nuevo, pero en palabras muy sencillas; como el subconciente es un servidor estricto, y solo sabe obedecer incondicionalmente, tratara por todos los medios de cumplir con la orden que le has dado con tu pensamiento, sentimiento y palabra, así que, es preciso que tú como su capitán en jefe aprendas a pensar, sentir y hablar en positivo todo el tiempo, puesto que, tu subconsciente está grabando tus ordenes. 

Por ello el agradecimiento es tan importante porque a cada tiempo de vez en cuando tu “Dios Interior” ve lo que tienes grabado en tu subconciente y si es GRATITUD, te colma de bienes de todo tipo. Que es la razón de porque muchas veces te llegan regalos que no lo esperabas o no los pediste. Ahora ya lo sabes de donde vienen, porque Dios siempre sabe lo que necesitas o mejor dicho lo que en tu corazón deseas. De modo que, agradece a Dios diciendo: “Mi vida es plena y completa, nada me falta; todo lo que deseo lo tengo, no me quejo por nada, doy gracias a Dios por esto”. Esto lo debes decir aun cuando veas la apariencia de que no es así, porque al decretarlo Dios no tarda en cubrir tu necesidad con Provisión Divina y dándote más de lo que tu pediste. No olvides jamás que: “Dios le da más a un corazón agradecido que a uno ingrato”.

DIOS EN TU CORAZÓN

Entérate ¡ya! que tú tienes a Dios en tu corazón que te ama como nadie te ama, y que lleva centurias esperando a que lo reconozcas. No te quejes más, háblale y pregúntale ahora mismo como salir de esta situación de queja en la que vives y espera su respuesta que vendrá con el afecto y la solución que necesitas.

Dios responde por línea directa, y esa línea directa es tu mente POSITIVA, donde ningún pensamiento y sentimiento negativo desvía la conexión. Por tanto, comienza a aceptarlo como tu único Maestro y Guía para ti, a quien has de acudir cada vez que lo necesites. Recuerda, Dios está esperando a que lo llames, y esa espera es en tu propio corazón, ¡LLÁMALO YA! y comienza a considerar que el tiempo que pierdes en quejarte lo podrías ocupar en elevar tu atención a Él.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com
+