ESPÍRITU ENVOLVENTE 2017
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

 

DISCIPULO ACEPTADO

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile 9 de enero de 2017

Requisitos para convertirse en un discípulo aceptado:

1. El estudiante espiritual debe estar TOTALMENTE COMPROMETIDO a servir al Maestro Ascendido que lo ha aceptado como su discípulo, en cualquier lugar y cuando sea posible. Ser un discípulo aceptado es un compromiso serio que no ha tomarse a la ligera. Los esfuerzos "tibios" no benefician al Maestro ni al estudiante espiritual. El estudiante debe adoptar toda la Enseñanza y no dividirla o segmentarla según sus posibilidades y gustos, ya que no debe aceptar o rechazar porciones de ésta.

Esto es importante saberlo para que el estudiante Probacionista lo medite y decida si quiere o si está en condiciones de trabajar con la Jerarquía Espiritual. 
 
2. El estudiante espiritual debe trabajar sobre sus apariencias de defectos, para que pueda ser capaz de prestar un mayor servicio.

3. El estudiante espiritual debe tener el deseo sincero de ayudar a Dios, ayudando a los demás. En palabras sencillas, el estudiante debe estar dispuesto a servir a medida que aprende, asimila y comprende la Enseñanza, ya que un Maestro Ascendido no va a aceptar a nadie como discípulo que no tenga el deseo profundo de servir a la humanidad, tal como Jesús lo enseño y demostró, diciendo: “…Yo estoy entre vosotros como el que sirve”.

4. El estudiante espiritual debe examinar su motivo para querer ser aceptado como discípulo y  además debe estar dispuesto a servir prescindiendo del grado de su desarrollo espiritual como le sea posible. Debe saber que importa más las preguntas de ¿cómo puedo ayudar ahora? o ¿Que desearía el Maestro que yo hiciera?, más que solicitar atención o instrucción para sí mismo, pues estas preguntas abren las Puertas del Cielo y “mueven” a los Maestros de la Jerarquía Espiritual.

5. el estudiante espiritual que quiera ser aceptado como discípulo debe saber que  debe ofrecerse sin pensar en remuneración o esperanza de glorificación personal. Tal como el Maestro Jesús lo señalo: “Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor; y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo”

6. El discípulo no se debe decepcionar cuando no tenga oportunidad de ayudar, sino que más bien debe estar continuamente disponible para el servicio, donde quiera que sea llamado a servir, para expandir el propósito que los Maestros conocen y sirven.

7. El estudiante espiritual debe protegerse diariamente de las influencias negativas, tanto  visibles o invisibles que le sobrevengan con personas, lugares, condiciones y cosas, y por sobre todo debe poner en práctica la Enseñanza que recibe. Esto incluye cierta dosis de aplicación diaria a lo que esté haciendo, asi como debe realizar cierta cantidad de servicio impersonal.

8. El estudiante debe saber que él ha solicitado asistencia e instrucción por encima del promedio de los demás seres humanos, y que se le ha encontrado digno para solicitar admisión a las difíciles disciplinas requeridas para convertirse en un “Maestro de la Vida”, por lo tanto no debe generar queja alguna de cómo se le está instruyendo, porque esto cierra inmediatamente la posibilidad de seguir siendo instruido.

9. La asociación entre un Maestro Ascendido y un discípulo "aceptado" es una relación mística entre "padre-hijo", más profunda de lo que un lazo terrenal  podría ser. Desde este punto en adelante, cada actividad del discípulo se refleja en el Maestro, y cada deseo del Maestro se convierte en el "deseo del corazón" del discípulo para que pueda emplear los talentos y  capacidades de su corriente de vida hacia su realización, tal como Pablo de Tarso aconseja realizarlo diciendo: “Haced completo mi gozo, siendo del mismo sentir, conservando el mismo amor, unidos en espíritu, dedicados a un mismo propósito”.

10. Cada discípulo "aceptado", hasta que pasa a través de las gloriosas Puertas a la Liberación Eterna o la Ascensión, está constantemente pasando a través de diversas pruebas que el Maestro considera necesarias para desarrollar y madurar sus cuerpos inferiores utiliza, hasta que el discípulo se convierte en el Control Maestro de la Energía. Esta relación continua a través de muchas encarnaciones e iniciaciones, desde que es adeptado hasta, finalmente, la Maestría total.

11. el estudiante espiritual puede pedirle al Maestro que le de algunas pruebas, aun cuando es el Maestro quien podrá sugerir el curso de acción que será beneficioso para el desarrollo espiritual del estudiante. Un verdadero Maestro nunca ordenará ni apremiará mediante el castigo o el miedo un curso de acción que un estudiante deba seguir. El estudiante en todo momento debe saber y considerar que toda cooperación con la Gran Hermandad Blanca es voluntaria.

12.
Los Maestros Ascendidos siempre están dando su apoyo y confianza a los discípulos destacados de forma visible y tangible, tal como lo realizaron en los años 1930 y 1950, cuando la Gran Hermandad Blanca otorgó títulos especiales a algunos discípulos escogidos, como: William J. Cassiere, conocido como "Brother Bill", -uno de los siete Mensajeros plenamente acreditados y asignado por Saint Germain para trabajar con los Señores Ballard-, asi como a Geraldine Innocente se le denominó "el contacto".

13. El lazo entre un discípulo aceptado y un Maestro es muy especial, debido a que el Maestro acepta la conciencia del discípulo dentro de Su propia Esfera de Influencia, a fin de -a voluntad- poder estar al corriente de las actividades, del pensamiento y del sentimiento del discípulo. En otras palabras, el discípulo vive en la “Casa del Señor, cenando en Su mesa v participando de la hospitalidad de Su casa”. El Maestro revisa los cuerpos internos del discípulo y los repara en la medida de lo necesario, de la misma manera que una madre remienda la ropa de su hijo. El Maestro El Morya hace esto por Sus discípulos una vez al día.   

SINTONIZARSE CON UN MAESTRO ASCENDIDO

Una de las formas para sintonizarse y comunicarse  con un Maestro Ascendido es fijando la atención y concentrándose en Su la lamina, ya que las laminas contienen el Patrón de Energía del Maestro. De ahí la importancia de tener las laminas de los Maestros Ascendidos en donde se encuentren los estudiantes, asi como en sus hogares, ya que son un foco permanente de su Energía y constituyen verdaderos “Campos de Fuerza” en donde se les pongan.   

El segundo método más poderoso para sintonizarse con la conciencia de un Maestro Ascendido es escuchando la música que contenga Su Llave Tonal. A través de Geraldine Innocente, los Maestros Ascendidos revelaron ciertas composiciones musicales que contiene las Llaves Tonales de dichos Maestros, y son las que actualmente la mayoria de los estudiantes conocen y disfrutan.  Dios crea con música, y cada “Corriente de Vida” es creada por una cierta Llave Tonal. Los Maestros Ascendidos no son la excepción.

EN EL NOMBRE DEL MAESTRO

No es suficiente usar el nombre de un Maestro Ascendido para atraerlo y obtener su ayuda, ya que afirmando solo el nombre del Maestro se obtienen sólo parte de Su momentum. Asi que para obtener Su completo momentum acumulado, el estudiante debe sintonizarse con Su conciencia, y entonces los resultados son aumentados mil veces mil.

Al pensar en el Maestro, al utilizar el nombre del Maestro, al mirar Su lámina, al escuchar Su Llave Tonal, al pedir sinceramente que los pensamientos y sentimientos del Maestro fluyan dentro del propio mundo del estudiante, el discípulo comienza a experimentar una real comunión espiritual. Luego, cuando el discípulo envía adelante un Decreto en el Nombre y Naturaleza del Maestro, el discípulo tiene el poder completo del momentum del Maestro para usarlo, lo mismo que el suyo.

 Esta comunicación se puede observar cuando el discípulo está dando un servicio en un lugar determinado y personas que no son cercanas a la Enseñanza –o por lo menos que no asisten a una escuela- son atraídas para ser bendecidas o ser sanadas de algunas apariencias de enfermedad o simplemente recibir el Amor Compasivo del Maestro. De esta manera, el discípulo puede llevar a cabo trabajos y manifestar Expresiones de Dios que, de por sí, posiblemente no podría expresar.

 Para llegar a tener esta asistencia de manera permanente y resistente, la contemplación de la conciencia del Maestro debe convertirse en la columna vertebral de la propia aplicación y acción del discípulo. Haciendo esto, el discípulo comienza a experimentar -al principio vagamente- cómo el Maestro manejaría una situación, cómo rendiría cualquier servicio, como daría una bendición y como disiparía cualquier apariencia de angustia.

 Todo lo que piense, sienta, hable, coma, beba, sane y bendiga  el discípulo debe hacerlo en el Nombre de Su Maestro, tal como Jesús lo enseño: “HACED ESTO EN MEMORIA MIA”.  

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com