ESPÍRITU ENVOLVENTE 2019
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

EL DIVINO OPTIMISTA

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 30 de junio de 2019

El “Divino Optimismo” es ver y juzgar las cosas o a las personas en su aspecto más positivo o más agradable sin nunca decaer en nada negativo ni derrotista y ver siempre a Dios en todo. En otras palabras es ver y declarar el “Concepto Inmaculado de Perfección” en nuestro mundo. A quien se encuentra en este estado de conciencia se le llamar “El Divino Optimista”, porque es capaz de declara en toda situación: "Bendigo el bien que hay en esta situación y quiero verla siempre", sin perder la fe y el optimismo pase lo que pase. El Divino Optimista ve la vida llena del gozo de vivirla inflamado de todo lo bueno que da el ser y el existir en el Amor de Dios. El pesimista ve, piensa y siente que todo es malo y por eso vive en el valle de lágrimas del que habla la Biblia, que debe atravesar con el sudor de su frente. Si desenvuelves el “Divino Optimismo” que mora en tu “Dios Interior” te ayudara a salir adelante en la vida y a resolver todos tus problemas disminuyendo el sufrimiento, decretando: "Solo Dios en acción está en mí" y todo lo malo, feo y oscuro se esfumará dejando ver la Verdad Pura.

 El “Divino Optimista” da por sentado que solo cosas positivas le sucederán, mientras que el mundano pesimista, solo espera cosas negativas que le vendrán.

El Divino Optimista tiene como objetivo dejar de sufrir, dejar las imperfecciones, apartarse de  los problemas, no aceptar las enfermedades, las carencias y el sufrimiento del “Plano de la lucha”, entregándose de lleno a la práctica de la Presencia de Dios. Porque sabe que Dios no crea cosas malas.

 Quien tiene “Divino Optimismo” posee mirada positiva sobre la vida y una sobrada tendencia a esperar lo mejor de las situaciones en las que se encuentra. Porque sabe que aunque algo le parezca muy malo, si reconoce el BIEN DE DIOS EN ELLO, ESE BIEN NO TIENE OTRA OPCIÓN QUE MOSTRARSE. Para alcanzar esta actitud del “Divino Optimismo” solo se tiene que tener disposición entusiasta y positiva. De esta forma podrás sacar lo mejor de las situaciones que vivas, incluso en la desdicha, porque con el “Divino Optimismo” encontraras las incitaciones para superarte ya que tendrás la inteligencia de darte cuenta de que puedes lograr un aprendizaje positivo de los errores y equivocaciones. Asi que, el Divino Optimista sabe mostrar confianza en Dios y nunca se ve defraudado. 

 Tener “Divino Optimismo” ayuda a ser feliz, tener más éxito y a tener salud perfecta, y lo que es mejor se está protegido de los bajones, el desanimo y de la  depresión, aun cuando se tenga la tendencia al “mundanal pesimismo” de esperar que las cosas no salgan bien y a darle vuelta a lo no salió bien. Ser optimista pasa por dejar de sentirse desheredado del Bien Divino y no reclamar la herencia de ser hijos de Dios. De modo que, es bueno comenzar a ser más a menudo agradecido con Dios. Agradeciendo al Padre por su ayuda, seguros de que ya está realizada nuestra petición. El Divino Optimista sabe que todo lo que espera con Fe le viene, le sucede. Porque Dios en Su Infinito Amor, generó una Ley natural, una Ordenanza Divina, para que todo se cumpla en bien perfecto. Tal como Jesus lo enseño diciendo: “Todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”.

Gracias a que Dios nos creo con un  “Concepto Inmaculado de Perfección” es que podemos aprender a ser optimista de manera natural y sin resistencia. Asi que, ya lo sabes tienes la opción de caminar plácidamente por la vida en “Divino Optimismo” o ser uno más de los que lloran en su “valle de lagrimas” ahogándose en su pesimismo, donde todo lo que puede esperar es más sufrimiento. La opción la tienes, pero la decisión es tuya. 

Si quieres activar la conciencia del “Divino Optimismo” comienza con sobrado entusiasmo a realizar esta afirmación tantas veces como lo desees: “Yo Soy el Divino Optimista a quien siempre le va bien”. Recuerda lo siguiente:No existe un día especial para ser un “Divino Optimista”, el momento es ahora en este preciso instante, no importa lo que estés pasando, solo debes considerar una sola cosa: ¿Quién quieres ser? ¡Y declararlo! 

TRATAMIENTO PARA DESENVOLVER EL DIVINO OPTIMISMO

Puedes realizar este “Tratamiento Metafísico” para desenvolver el “Divino Optimismo” tres, nueve o doce veces según necesidad y veras lo bueno de Dios suceder en tu vida.

DIOS ESTA CONMIGO

Yo habito al abrigo de Dios, me acojo a la Luz de Su Presencia y le digo a DIOS “Tú eres mi refugio y protección”. Quien contra mí.
 
Dios me libra de todo lo negativo, y de la oscuridad de las circunstancias, pues me cubre con su Luz, y bajo sus protectores brazos hallo refugio.

Su verdad es mi escudo y protección. No temo a los problemas, porque no existen. Ni a la amenaza de que todo está mal. Ni al desgano que acecha en las situaciones. Ni a la depresión que destruye el deseo de vivir. ¡Porque Dios está conmigo!

Podrán caer mil por falta de fe, y diez mil por desinterés. Pero a mí no me afectará, porque Dios está conmigo.  

Yo he puesto a Dios por mi guía, Su amor por protección. Nada malo me pasará, porque Dios ordenará a Sus Ángeles que me protejan. Con sus propias manos me levantará para que no tropiece con nada negativo. Consumirá lo negativo y a la oscuridad de mi mundo. Eliminará toda cosa nociva y dañina de mi vida. ¡Porque Dios está conmigo!

Dios me ayuda porque recurro a Él, me protegerá, porque reconozco su Nombre “YO SOY”. Yo lo invocaré, y Él me responderá. Estaré con Dios en momentos de angustia; y me librará llenándome de dignidad. Me colmará con muchos años de vida y me hará gozar de su Luz. ¡Porque Dios está conmigo!  

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com