ESPÍRITU ENVOLVENTE 2017
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

ESPIRITUALIDAD Y CORTESIA VAN JUNTAS

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 2 de junio de 2017

A la mayoria de los estudiantes cuando ingresan a la Enseñanza Espiritual escuela no le gusta que le digan cómo debe comportarse en sociedad, sin embargo con el tiempo abran de comprender que dentro de los objetivos generales de la Enseñanza se incluye el entrenamiento en Urbanidad y Buenas Maneras, debido a que la espiritualidad y la cortesía son más que una señal de clase y educación: según se aplica, esta va teniendo efectos POSITIVOS en la salud, con las personas, el trabajo y la familia. En la actualidad la falta de cortesía, la ausencia de modales y el comportamiento desconsiderado de muchas personas es un problema muy serio; el cual no ha sido tomado en cuenta ni abordado adecuadamente, considerando que la alienación hoy es un problema mundial. La falta de cortesía y los actos ordinarios “van socavándonos” poco a poco y si a estos le sumamos la carga de estrés y de agotamiento de la población podremos observar graves comportamientos de desorden público y aumento de la agresión por la falta de respeto de los unos con los otros.     

Como aspirantes al Sendero Espiritual, debemos saber que la cortesía, la consideración y el tacto son el bálsamo que suaviza lo social y nos permite funcionar en relativa paz y armonía. Se debe tener siempre presente que cuando abandonamos los buenos modales, esto se va acumulando y genera estrés y a la larga afecta el bienestar total de las personas asi como su salud, sus relaciones y la paz mental. Se ha comprobado que los malos modales, la vulgaridad y la falta de cortesía en la sala de clase afecta el aprendizaje.

 Esto es debido al contratiempo de la vulgaridad o desconsideración de un condiscípulo de aula, hace perder tiempo, -ya que los demás se quedan pensando en el incidente y no en la Enseñanza-, por consiguiente los estudiantes presentes dejan de esforzarse en su estudio. De ahí la importancia de que las personas que desean ser facilitadores de esta Enseñanza Espiritual consideren la importancia de facilitar además “Urbanidad y Buenas Maneras”, asunto que si no la tienen como educación y vivencia comiencen a aplicarla ellos mismos en su comportamiento en sociedad para poder reformar adecuadamente y terminar está perdida fatal de la cortesía, el respeto y las buenas maneras.

CLAVE ESPIRITUAL

La “Clave Espiritual” para vivir en armonía con todo el mundo y existir sin estrés, tener mejores relaciones, funcionar mejor en el trabajo y disfrutar más de la vida, es a través del desenvolvimiento del respeto y la consideración. Además comprender que para aprender el “Arte de ser feliz” primero tenemos que darnos cuenta de nuestras falencias, tosquedades, incultura y estar dispuesto a cambiar, porque de lo contrario nada se podrá hacer si antes no nos observamos.

EN EL SALON DE CLASE

Saber comportarse en el salón de clase no tiene que ser necesariamente algo desagradable, pero si algo sumamente necesario para el aprendizaje y al mismo tiempo comprender que el establecimiento donde funciona la escuela es un templo dedicado a perpetuar el “Saber de la Humanidad”, por lo tanto el estudiante debe respetarlo como un “Templo del Saber”, por consiguiente allí no se debe hablar fuerte, ni mucho menos insultar, tampoco se debe taconear bruscamente con los zapatos, ni comer, tampoco golpear sus puertas ni rayar las paredes y no realizar ningún acto inadecuado.

ESTAR DISPUESTO

 En todo momento el estudiante al ingresar a su “Templo del Saber” deberá tener como consigna permanente el “Estar Dispuesto” a ser educado, entrenado y corregido y jamás deberá ser el que marque las pautas de cómo deben ser las cosas, puesto que es quien está solicitando ser instruido. En caso de que no le guste como se instruye o no acepta los lineamientos de la escuela, debe procurar retirarse sin ofender o insultar y buscar un grupo o escuela que se adapte a lo que busca. Veremos de forma sencilla las consideraciones y reglas del buen comportamiento en el salón de clases para ir mejorando nuestro comportamiento. Para rescatar estos valores en peligro de extinción, los Maestros siguieren la cortesía en nuestra transformación mental siguiendo estas sencillas recomendaciones:

DEL SALON DE CLASES

1.- Aprende las consideraciones y reglas específicas de la clase y cúmplelas. En la Enseñanza Espiritual Metafisica se tiene lo que se llama “Consideraciones” para el uso constante de todo facilitador y estudiante de esta enseñanza las que tienen observaciones de Urbanidad y Buenas Maneras y –como su mismo título lo indica- son RECOMENDACIONES para ser consideradas.

 Al inicio de las actividades, generalmente se dan las consideraciones y las reglas de nuestro programa de estudios. Procura tenerlas siempre presente. Esto es porque si te cuesta lo de la cortesía y te olvidas del protocolo esto te ayudara.    

2.- Escucha a tu facilitador y sigue sus instrucciones. Si quieres comportarte mejor en clase, a la primera persona a la que tendrás que pedirle sugerencias y ayuda es al facilitador. En el caso que se encuentre el facilitador de tu facilitador en la sala de clases deberás tener presente el siguiente lineamiento discipular que dice: “El Maestro de tu Maestro es dos veces tu Maestro”, de modo que deberás dirigirte a él para saludarlo, pedirle algún consejo o despedirte. En tanto es muy bien visto que el facilitador menor se haga a un lado y presente debidamente a su maestro.

  • En todo momento el estudiante debe considerar las Relaciones Verticales y Horizontales, que son del facilitador al facilitado, nunca de forma horizontal entre condiscípulos.

  • Será importante escuchar atentamente sus instrucciones o cuando te pida que permanezcas en silencio. Si permaneces atento escucharas la primera vez, y no tendrás que preguntar después que es lo que dijo.

  • No se debe conversar con los demás estudiantes sentados al lado, porque esto impide escuchar las instrucciones. Si se tiene una pregunta sobre la Enseñanza Espiritual, es deber preguntarlo al facilitador, asi se evita el desorden y se aprende correctamente.

3.- Sentarse en el asiento que te hayan asignado. En todas las actividades se emplea la asignación de asientos, es decir, se tendrá que sentarse en el mismo asiento durante toda la clase, semestre y el año. Esto ayuda al facilitador visualizarte mejor y poder ayudarte incluso cuando no te encuentres en el salón, ya que de esta forma le será mejor el recordarte. 

  • El estudiante espiritual educado en Urbanidad y Buenas Maneras considerará siempre estar en su asiento a tiempo. Para esto deberá estar unos minutos antes en la escuela. La puntualidad en el Sendero es crucial para poder servir eficientemente.

4.- Aunque no sepas qué hacer, mantente en silencio. Aunque el facilitador no te haya especificado que te quedes en silencio, lo más apropiado es que cuando estés sentado en clase, sea la hora de hacerlo. El Silencio es una facultad del alma y hay que saber escucharlo para poder callar cuando es debido hacerlo.

5.- Cuando quieras preguntar o hablar, levanta la mano. Si tienes una pregunta o quieres decir algo, no lo digas en voz alta ni se lo digas directamente a tus compañeros. Levanta la mano, espera y luego habla solo cuando te hayan dado permiso de hacerlo. Una vez que tengas la palabra es de buena educación hacerla poniéndose de pie. Quien sabe ser oportuno sabe ser en todo justo y medido, ya que serlo es darle seriedad a lo que se es.

  • Al preguntar di algo específico y breve para que no malgastes la hora de la actividad hablando sin sentido o solo por preguntar. El momento más apropiado para levantar la mano y preguntar es cuando la pregunta sea una que los demás estudiantes también puedan tener, por ejemplo: ¿Que tema tenemos que estudiar para la próxima evaluación?
    Recuerda que las preguntas inapropiadas son aquellas que solo nos atañen a nosotros mismos o las cosas que están fuera de tema.

6.- Habla con el facilitador. Si te cuesta tener un buen comportamiento en clase y no entiendes o no te gusta la Urbanidad y las Buenas Maneras, hazle saber al facilitador que quieres aprender y si es posible que juntos busquen una manera para mejorar. Recuerda que el deber del facilitador es prepararte correctamente en los asuntos del alma y el del facilitado es estar dispuesto a aprender.    

7.- Participa en la actividad. Si no estás acostumbrado a participar durante la hora de clase, trata de cambiar esa conducta, ya que la participación te ayudara a relajarte y estar más dispuesto a aprender. Si deseas contar algo, levanta la mano y habla durante las conversaciones grupales en la actividad. De igual modo cuando el facilitador pregunte al grupo si están entendiendo, contesta verbalmente y evita hacer un gesto afirmativo sin hablar.

  8.- Ten el celular en algún lugar donde no puedas tomarlo. Revisar el celular está prohibido en casi todos los salones de clase y lugares donde se esté educando las personas. Se debe dejar apagado o en silencio sin la opción vibrar, ya que ésta al haber silencio en un lugar se realza su sonido y es igual a que su sonido de tono sonara normalmente.

HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD

Es importante hacer saber a los estudiantes que ingresan a la escuela que es necesario cultivar la “Urbanidad y las Buenas Maneras”, y que la educación va de la mano con la Enseñanza Espiritual, -tal como más arriba se menciono-, pues la mayoria de las personas no lo consideran asi, porque tienen la idea que lo espiritual es algo suelto, libre y sin normas de conductas. Aun cuando la urbanidad pudiera ser algo suelto y libre, jamás puede ser sin normas de conducta, de manera que hay que aclarar que suelto no es sinónimo de desordenado y libre no es lo mismo que libertinaje. Lo de suelto es solo para darle gracia a los modales y lo de libre es para que de buen gusto el estudiante quiera saber conducirse. No olvidemos que el respeto es la base de toda sociedad y lo que distingue a los hombres buena voluntad.

ESPIRITUALIDAD Y CORTESIA

Si no se comprende desde el principio que ser un discípulo de la Enseñanza Espiritual también es un compromiso de cortesía, entonces no se podrá avanzar en el Sendero, donde lo que más se le exige al discípulo es respeto y consideración por los demás.

CAMBIO DE ACTITUD

La transformación del estudiante se va notando por su cambio de actitud ante la vida y el buen comportamiento en sociedad. Pero sin la urbanidad y las buenas maneras no es posible ver este cambio, porque en la transformación espiritual también va incluido el trato social y la igualdad entre las personas. El buen comportamiento es un espejo en el que cada estudiante espiritual muestra su mejor imagen y ésta debe estar de acuerdo con la Conciencia Cristica, porque tener el “Santo Ser Cristico Despierto” es poseer buenas maneras con todo el mundo, en todo momento y a toda prueba.

ARTE DE SER FELIZ

Todos debemos tener muy en cuenta que cada ser es una persona íntegra e individual que debe comprender y entender que la urbanidad y las buenas maneras es una ciencia y que al mismo tiempo es el “Arte de vivir bien” y de ser dichoso en comunidad. Asi mismo la Metafisica es el “Arte de Ser Feliz”, y esto implica  también ser gentil y útil a los demás.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com