ESPÍRITU ENVOLVENTE 2019
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

LA CUARESMA, UN ASUNTO DEL ALMA

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile 11 de marzo de 2019

La personalidad está compuesta por cuatro vehículos inferiores: físico, etérico, astral y mental inferior, los que en Cuaresma se llevan a un periodo de ascesis espiritual, esto es, reglas y prácticas encaminadas a liberación del Espíritu y el logro de la virtud. Como es un periodo de purificación y preparación para la unión con Dios, se realizan “Súper Esfuerzos Cuaresmales” que son: el empleo enérgico de la voluntad, la inteligencia o cualquier facultad espiritual, para la consecución de adquirir el control de la personalidad mediante la práctica, observación y firmeza de propósito. Debemos recordar en todo momento que solo a través de los súper esfuerzos es posible producir un cambio dentro de nosotros mismos. SIN SÚPER ESFUERZOS NO HAY CAMBIOS, pues, hay que romper la comodidad de la personalidad para ver resultados en los asuntos del alma.

Realizar “Súper Esfuerzos Cuaresmales” es muy provechoso para los estudiantes espirituales, ya que en Cuaresma están activas las Cualidades del Cuarto Rayo Blanco como la Pureza, Resurrección, Ascensión, Belleza y otras que ayudan considerablemente a la transformación espiritual cuando se hacen los esfuerzos que van más allá de los efectuados durante el año. Por eso, no se debe dejar pasar este periodo de ascesis espiritual, pues estaríamos dejando pasar una oportunidad única para desenvolver la Conciencia Crística, no olvidemos que detrás de todo este periodo de Cuaresma está la energía vivificante del Amado Maestro Jesús, sosteniéndola eternamente para la victoria de los que se atrevan ir al encuentro con Dios, tal como Él lo señalo: “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”.

CADENA DE SUPERVIVENCIA CUARESMAL

Son las cinco semanas de ejercicios espirituales que comienzan el “Miércoles de Cenizas” y que culminan en la “Pascua de Resurrección”, todas ellas constituyen una cadena, que ha sido denominada “cadena de supervivencia cuaresmal”. Cualquier eslabón de esta cadena que falle provocará un mal resultado para el estudiante espiritual. Por lo anterior, para no perder su efectividad cada ejercicio espiritual debe estar perfectamente relacionado con el resto de las semanas.

VIDA COTIDIANA EN CUARESMA

Cada día, a lo largo de toda la Cuaresma, el estudiante espiritual permanece en el silencio y la privacidad de su “Conciencia Crística” en Presencia de Dios. Allí celebra los ejercicios espirituales de la Cuaresma de la Nueva Era, estudia, trabaja, come, comparte, y duerme siempre con su propósito interno a la vista.

La jornada del estudiante espiritual en Cuaresma empieza con el ofrecimiento de su vida y actividades a Dios, diciendo: “Amada Presencia de Dios en mí, te ofrezco mi vida y actividades diarias, asume Tú el Mando y Comando de ellas. Gracias Padre por que ya ha sido hecho”.

Llamado a velar durante la noche, el estudiante espiritual se levanta temprano. Al final de la noche, da gracias a Dios por un día más de ejercicios espirituales, y si nota que no ha tenido sobrada actitud cuaresmal, toma conciencia de ello y se dispone positivamente para la próxima jornada alegremente, ya que no se debe juzgar, ni criticar ni mucho menos condenarse, sino que realizar sus ejercicios tal cual lo asumió el primer día, y si esto le resulta difícil, no debe sufrir y abandonar el intento, para que no entre en una escalada de culpa, ya que este no es el propósito. No debe el estudiante espiritual jamás dejar de considerar que en la Nueva Era, no se debe flagelar, martirizar ni atormentar el cuerpo físico, emocional ni mental, pues debe primar por sobre todo el sentido común.
    
Todos los estudiantes espirituales trabajan en privado; algunos en el taller de su alma, otros en el diario que hacer, pero siempre se han de mantener trabajando internamente. No debe perder el tiempo, porque cada Cuaresma tiene un ímpetu, propósito y momentum distinto.

Todo en la vida cotidiana de cada estudiante espiritual está envuelto en un gran silencio y privacidad. Para ganar seguridad, entusiasmo y valor en el desenvolvimiento personal, cada estudiante espiritual labora con una tabla de trabajo entre dos y tres horas diarias en difundir la Enseñanza en la escuela a la que pertenece, que viene a ser el “pan cotidiano” ganado de un monje en el monasterio al que pertenece.

El trabajo de los estudiantes en la escuela o grupo espiritual a la que pertenecen no sólo es el medio de ganar seguridad, entusiasmo y valor en el desenvolvimiento personal, sino también un servicio a la comunidad, por lo que es meritorio ayudar en sostener un centro de estudios espirituales conforme a la Nueva Era, para que aquellos que deseen aprender, ser entrenados espiritualmente y dar servicio lo puedan hacer.
Por lo tanto, trabajar en Cuaresma en el grupo espiritual, constituye un súper esfuerzo cuaresmal.   

AL COMENZAR LA PASCUA

Al comenzar la Pascua, durante los tres días de la Semana Mayor -Viernes, Sábado y Domingo Santo- se recomienda hacer el “Vía Crucis” o Camino a la Cruz, que consiste en la meditación activa de los pasos de Jesús en su camino al calvario hasta su crucifixión, muerte y resurrección. O sea, se realiza la sugerencia de Jesús cuando dice: “Toma tu Cruz y sígueme”. Esto no se debe malinterpretar como muchas personas lo hacen, que creen que está hablando de la carga que deben llevar en su vida: una relación malsana, un trabajo pesado o una apariencia de enfermedad, la que sellan con orgullo y autocompasión, diciendo, “Esa es mi cruz que tengo que llevar”. Tal interpretación no es la que el Maestro quiso decir, porque esa no es la Voluntad de Dios. La cruz con sus cuatro brazos nos representa a nosotros mismos como Cuerpo Físico, con vitalidad, emociones, y pensamientos, debido a lo cual el tomar la cruz es asumirse uno, con todo lo que se es, se piensa y se siente para seguir el Sendero Espiritual y desarrollar la Conciencia Crística. De modo que el “Súper Esfuerzo Cuaresmal” esta en asumir, practicar, pensar, actuar, y sentir de forma CRÍSTICA como si fuéramos un CRISTO DESENVUELTO, aunque no lo seamos, nos falten las cualidades, virtudes, seamos inmaduros o estemos llenos de contrariedades y defectos.  Así pues, “Toma tu cruz y sígueme”, significa estar dispuesto a morir psicológicamente para hollar el Sendero Crístico. Esto no es sencillo de realizar, se debe hacer en silencio y cargando la cruz que somos nosotros mismos, reflexionando y procesando todo el recorrido, pues es un trabajo interno, un llamado a la entrega absoluta, ya que no debemos olvidar que el Maestro Jesus dijo: “Porque el que quiera salvar su vida, la perderá, pero él; que pierda su vida por mí, la salvará”.

NO PASMARSE ESPIRITUALMENTE

Seguir el Sendero de realización Crísticaes fácil cuando la vida se ejecuta en la comodidad de ser oyentes espirituales y no practicantes, sin embargo, nuestro verdadero compromiso con Dios se pone de manifiesto durante las pruebas, de modo que los “Súper Esfuerzos Cuaresmales” vienen a ser auténticos saltos cuánticos en el crecimiento interior cuando se los lleva a cabo. Tomemos en cuenta que Jesús aseguro que las pruebas vienen siempre a los que transitan el Sendero Espiritual, pues el discipulado exige sacrificio, y el Maestro nunca ocultó ese costo. Por consiguiente no debemos olvidar que sin los “Súper esfuerzos Cuaresmales” nunca lograremos desenvolver las Cualidades Crísticas o ser mejores estudiantes si nos mantenemos en nuestra conducta cómoda y siguiendo el ritmo, y seguir bajo la Luz de quien nos enseña, porque esto trae mucho bienestar, incluso desahogo, pero no crecimiento y tarde o temprano termina por pasmar espiritualmente.

SACRIFICIOS

La palabra sacrificio viene del latín “sacrum facere”, que significa "hacer sagrado". Entonces, hacer un súper esfuerzo o sacrificio es hacer una cosa sagrada, es decir, ofrecerla concientemente a Dios, sabiendo que Él, es la única Presencia y el único Poder en todo.
 En consecuencia, para que no te suceda que te quedes pasmado o paralizado espiritualmente es bueno realizar súper esfuerzos o sacrificios en Cuaresma en nombre de Dios. Por ejemplo, ser amable con aquel compañero de trabajo que te hace la vida imposible y que no te simpatiza, buscando siempre un motivo de unidad para que no te pasmes como ayudándole en su trabajo.

A cada estudiante espiritual hay algo que le cuesta trabajo hacer en la vida diaria. Si esto se lo ofrece a Dios, estará haciendo un súper esfuerzo o sacrificio.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com