ESPÍRITU ENVOLVENTE 2020
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

SAGRADA FAMILIA

Por Fernando Castro
Santiago de Chile, 23 de noviembre de 2020

Se denomina Sagrada Familia, al conjunto compuesto por el Amado José, la Bendita María y su queridísimo hijo Jesús, y es el modelo de todas las virtudes de los Siete Rayos: la Voluntad, la Sabiduría, la Ternura, la Pureza, la Alegría, la Serenidad y el Perdón, en palabras simples, todas las virtudes están en la Sagrada Familia, las desenvolvió todas. Son la representación viva de la Triple Llama; la Madre María, en el lado izquierdo, representa el Rayo Rosa del Amor Divino, San José, del lado derecho de la Llama, representa la Fuerza y Voluntad de Dios. El niño Jesús, representa la Llama Dorada de la Sabiduría, y son tres poderosas energías que están dentro de nuestro corazón, y conforman lo que conocemos como el Cristo Interno. En ella se encuentra el encanto de nuestro “Dios Interior” para llenar nuestro mundo de amor y de generosidad.

La Sagrada Familia es la fidelidad y la gratitud a Dios permanente, y al nacer el Maestro Jesús en una familia, ha santificado la familia humana, como el núcleo principal de nuestro desarrollo interno y externo. Por eso se venera a la Sagrada Familia como seres Bienaventurados. En época de Navidad debemos enviar el más profundo amor y gratitud a la Jerarquía Espiritual, Ángeles y a la humanidad, por el ejemplo manifiesto de la Sagrada Familia, de la naturaleza divina del Dios Padre, a través de la expresión de vida de Su hijo, Jesús.

Una de las formas de agradecer en esta Santa Época de Navidad, cuando la atención de la humanidad se dirige hacia la historia del nacimiento del Maestro Jesús, es a través de nuestro reconocimiento consciente, no sólo del nacimiento de Jesús, sino también acerca de los años de autodisciplina y automaestría que le hicieron posible mostrar a la humanidad que somos templo de Dios, y que Su Espíritu habita en nosotros. También es bueno que reconozcamos el esfuerzo cooperativo de la Amada Madre María, en la fortaleza de su entrenamiento y disciplina a lo largo de los siglos, que le permitió sostener y guardar el Concepto Inmaculado de Jesús. Agradecer al Arcángel Gabriel, quien intensificó la consciencia de ese Concepto Inmaculado, es también bendito y admirable. La Fidelidad de José, quien guardó y protegió ese Concepto Inmaculado. Además, debemos agradecer a todos esos hombres y mujeres que estuvieron con la Sagrada Familia en esa venerable noche y que cooperaron antes y después del nacimiento de Jesús, hasta que la era cristiana estuvo firmemente establecida, representados por los pastores en el Pesebre. A todos en esta Época de Navidad, les debemos dar las gracias y bendecirlos.

SABIDURÍA Y GRACIA

Así como Jesús creció en sabiduría y gracia ante la Divina Presencia de Dios y los hombres, en nuestras familias debe suceder lo mismo. Esto significa que los estudiantes espirituales deben aprender a ser amables y respetuosos con todos, ser estudiosos, honrar a sus padres, confiar en ellos, ayudarlos y quererlos, decretar y hacer servicios por ellos, y todo esto en señal de su comprensión del rol de la familia en la sociedad. Y por sobre todo recordar que la “Salvación del hombre vino a través del corazón de la Sagrada Familia”.

En esto hay una gran enseñanza que la Jerarquía Espiritual, hace dos mil años nos dio, ya que la iluminación del mundo, así como el porvenir de la humanidad, pasa siempre por el corazón de la familia, y por eso hay que protegerla. Es la célula divina de la sociedad, por donde ha de crecer, educarse y prosperar toda “Corriente de Vida” que encarna en este mundo.

PESEBRE

El pesebre navideño, también conocido como nacimiento o belén, es la representación del nacimiento del Maestro Jesús en la gruta de Belén, por medio de siete principales figuras representativas de la Madre María, San José, Niño Jesús, Arcángel Gabriel y los Tres Reyes Magos. Es un poderoso campo de fuerza, energía y atracción de las bendiciones que están disponibles para toda la humanidad por parte de los Angeles, Maestros de Sabiduría y demás Seres Divinos que trabajan activamente en la Santa Época de Navidad.

La idea de realizar un Pesebre se originó por inspiración de San Francisco de Asís, cuando se encontraba predicando en la campiña de Rieti, Italia, en el mes de diciembre del año 1223, cuando lo sorprendió el invierno, por lo que se refugió en una hermita cercana al pueblo llamado Graccio. Estando allí sintió el entusiasmo de hacer el Pesebre con todas sus figuritas para conmemorar la llegada de Jesús, y estas le hablaran al subconsciente de la gente del pueblo, como símbolos internos y para que con el tiempo nos enunciaran lo mismo a cada uno de nosotros.

INMORTAL LLAMA TRIPLE

Es muy bello enterarse de que tenemos una Inmortal Llama Triple ardiendo dentro de nosotros, que es nuestro “Dios Interior” con todos sus aspectos y cualidades divinas latentes, que las podemos desenvolver igual que el Maestro Jesús, que las desenvolvió a plenitud, y que se manifiesta con sus tres Aspectos Primordiales con los colores Azul, Dorado y Rosa, que son San José, Rayo Azul, Niño Jesús, Rayo Dorado y la Madre Maria, Rayo Rosa, en la gruta que es nuestro propio corazón. Esta Llama Triple que arde en nuestro corazón tiene cuatro bellos atributos, que están representados por el Arcángel Gabriel, Rayo Blanco y los Tres Reyes Magos, Verde, Oro Rubí y Violeta. De ahí la importancia de que todo nacimiento debe tener a lo menos siete piezas principales al momento de ponerse junto al Árbol de Navidad.

El Pesebre también lleva otras tres figuritas representativas que son; la mula, el buey y los pastores. La mula y el buey representan nuestra naturaleza animal que deben ser puestas en el nacimiento, postradas ante el hecho trascendental del nacimiento del CRISTO en nosotros, como símbolo de que la PERSONALIDAD siempre debe estar al servicio de la CONSCIENCIA CRÍSTICA. Los pastorcitos representan a la humanidad consciente de la Divina Presencia de Dios. Deben colocarse alrededor del Nacimiento.

BENDICIÓN DEL PESEBRE

Cuando pongas tu pesebre bajo el Árbol de Navidad, puedes consagrarlo diciendo:

(Con la mano derecha hacia el Pesebre)

“Amada Presencia de Dios “YO SOY”, bendice este pesebre con la Luz, el Amor y la Bondad del CRISTO NACIENTE".

MANTRAM PODEROSO

Los nombres de los integrantes de la Sagrada Familia, compuesta por el Amado Maestro Jesús, la Bendita Madre María y el Amado San José, son un poderoso mantram que se puede utilizar para espantar las energías siniestras, remover obstáculos y para bendecir personas, lugares, sitios o cosas, diciendo: “Jesús, María y José hagan retroceder lo que espanta mi fe”, también “Jesús, María y José, líbrenme de este obstáculo” o “Jesús, María y José, vengan a mi casa esta Navidad”.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com