ESPÍRITU ENVOLVENTE 2018
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

LUZ DE VIDA

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile 17 de julio de 2018

Estas palabras de Jesús son necesarias como bálsamo para el alma en las arideces del mundo, para los que perseguimos el divino propósito de encumbrarnos a las alturas de un CRISTO. Para ello debemos comenzar por invocar esa Luz de la cual el Maestro hablaba: “Yo Soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. Dios en nosotros es la Luz a nuestros pies, que si la seguimos nada negativo podrá tocarnos porque nada hay más alto que esta Luz. Por lo tanto jamás debemos olvidar que en nuestro corazón mora Dios, sin embargo debemos abandonar la vanidad de creernos que somos especiales sólo por el hecho de estar en este propósito Cristico, porque de no hacerlo comenzamos errados desde el principio, y en esta aspiración un sólo grado que variemos nuestra dirección nos puede llevar a distancias muy lejanas de la Conciencia Cristica y a la total oscuridad. Por lo tanto, debe existir un sólo deseo en nuestro corazón, “DIOS, DIOS Y NADA MÁS QUE DIOS”. De modo que debemos comenzar por desapegarnos de todas las cosas del mundo para poder ir a Dios, ya que esta es la suma de todas las sabidurías.

Estas palabras son para ti, considerarlas es sabio, porque conducen al lugar que tu alma conoce pero que no encuentras por no saber escucharla, asi que por lo pronto ten confianza en la Enseñanza Espiritual que te señala como has de conducirte y haz tu parte en este desenvolvimiento, y verás como Dios -que siempre está atento- te favorecerá por tu buena voluntad. Mientras trabajas íntimamente en tu crecimiento no te creas mejor que los demás; porque no vaya a ser que la Vida te tenga por peor a ti, asi que lo mejor que puedes hacer es no juzgar ni vanaglóriate por tus meritos y cualidades, que cuando no son producto de la ejercitación espiritual y de la humildad desaparecen a la primera provocación de las cosas del mundo.

En cuanto a obtener paz, lo mejor para ello es no meterse en los dichos y asuntos ajenos que no nos competen. Esto es vive en paz y deja vivir, que Dios tiene un Plan Divino para todos. Además, porque no sabemos en que etapa puede estar otro ser humano en su largo recorrido para vivir de acuerdo a este Plan. Esto es muy simple de practicar, sólo se necesita entender que el que se entromete en asuntos ajenos no puede estar en paz por mucho tiempo. Mejor es saber vivir en nuestro propio espacio personal donde se tiene poca amplitud y gran oportunidad para ser prudente. Considera que la prudencia y la meditación fue lo que ayudo a muchas almas grandes a ser perfectas porque se cuidaron de no entrometerse en los asuntos ajenos todo el tiempo; y por eso pudieron lograr la intima relación con Dios y ocuparse responsablemente de ellos mismos.

Por eso, si de algo quieres ocuparte y que este algo sea provechoso, ocúpate de tus asuntos, sobre todos de aquellas debilidades y vicios de tu personalidad que son obstáculos para que la luz de tu alma te guíe. La mayoría de los seres humanos ocupamos mucho tiempo en los demás, pero este tiempo es inútil, ya que es sólo en sus faltas y defectos y no en procurarles aquellas virtudes tan necesarias para sus almas como lo son las Cualidades Cristicas que le darían la Luz que necesitan para salir de la oscuridad y por eso nos quedamos tibios y fríos a la hora de iluminar a los demás.
     
El mayor impedimento que tenemos es que no somos libres de nosotros mismos, y no trabajamos lo suficiente para librarnos y estar en el sendero perfecto de los Maestros de Sabiduría.

Cuando alguna adversidad aparece en nuestro mundo, nos caemos, y nos volvemos a las consolaciones y consejos humanos que sólo tienen lastima, venganza y desprecio por las Cualidades Cristicas. Sin embargo es bueno saber que las cualidades Cristicas son la única salida hacia arriba para superar las circunstancias y obstáculos del plano de la lucha en el que vivimos.  

Los seres humanos no consideramos que a veces las cosas contrarias a la Voluntad Divina que se nos presentan como problemas o situaciones, vienen para enseñarnos a no poner nuestras esperanzas en las cosas del mundo sino que en las de Dios. Además, ayudan a la humildad, y nos protegen de la fanfarronería. Esto es VER EL BIEN OCULTO DE LAS COSAS. Por eso deberíamos afirmarnos del todo en Dios, y asi no tendríamos necesidad de buscar otras consolaciones que nos distraigan de nuestro propósito. 

Cuando vivimos en el plano de la lucha sin Dios no se puede vivir sin preocupaciones y seducciones del mundo, por eso cada uno de nosotros debemos tener cuidado, y velar por meditar diariamente como antídoto para las seducciones de la ilusión. No debemos olvidar que no hay ser humano libre de tentación en tanto vive; ya que en nosotros esta basalmente la causa, que nos hace caer, y por lo demás no debemos olvidar que el mal no descansa nunca buscando a quien tocar con sus garras perniciosas. En cuanto a protegerse de lo negativo hace bien el que asi lo quiera, en tener perfecta caridad porque en cada buena caridad esta Dios. Si no se tiene la vocación de servicio, entonces, conviene mucho buscar diariamente a quien servir, ya que esto con el tiempo nos ayudara a tener gusto por ser útil a los demás y, asi sin darnos cuenta surgirá en nosotros las cualidad más destacable de los santos, la vocación de servir, y sin ser santos, por lo menos nos conduciremos como tal.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com