ESPÍRITUS ENVOLVENTES 2022
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

MARÍA MAGDALENA
“Apóstola apostolurum”

Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 23 de julio de 2022

El recién pasado 22 de julio se celebró el día de Santa María Magdalena, la distinguida discípula influyente y clave en la vida de Jesús. Esta fecha reviste una especial importancia para los estudiantes internos en la Nueva Era, debido a que, es el Ser de Luz que enseñó el entusiasmo de la “superación personal” y fue quien abrió un sendero cierto para todos los que se sienten marginados, rechazados o calumniados, pues, en su ejemplo de vida podemos ver el Amor Compasivo de Dios ante la debilidad humana al proporcionarle la curación de su alma a través del Cristo.

Su nombre hace referencia a su lugar de nacimiento: Magdala, ciudad situada en la costa occidental del mar de Galilea, también llamado lago Tiberíades, en Israel, pueblo económicamente bien posicionado.

Ella fue quien, mientras Jesús comía en la casa de un fariseo, se presentó abruptamente y se arrojó al suelo frente al Maestro, se echó a llorar y le bañó los pies con sus cabellos, luego de esto los ungió con perfume que llevaba en un vaso de alabastro, en señal de gratitud por la compasión del Maestro.

Un fariseo molesto por su presencia y al ver que Jesús no decía nada, este pensó e interpretó la escena como una aprobación de parte del Cristo de los errores cometidos por Magdalena, pero Jesús le reprochó sus pensamientos, preguntándole en forma de enseñanza, cuál de dos deudores debe mayor agradecimiento a su acreedor: aquél a quien se perdona una deuda mayor, o al que se perdona una suma menor. Y descubriendo el sentido de la parábola, le dijo directamente: “¿Ves a esta mujer? Al entrar en tu casa, no me diste agua para lavarme los pies, pero ella me los ha lavado con sus lágrimas y me los ha enjugado con sus cabellos. Tú no me diste el beso de paz; en cambio ella no ha cesado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza y ella me ha ungido los pies. Por ello, te digo que se le han perdonado muchos pecados, pues ha amado mucho. En cambio, aquél a quien se perdona menos, ama menos”. Y volviéndose a la mujer, le dijo: “Perdonados te son tus pecados. Tu fe te ha salvado. Vete en paz”. Este simple acto la deja como modelo de vida posible de imitar por nosotros.

CENA EN BETANIA Y LA GRATITUD

Tan grande era la devoción de Magdalena por Jesús, que Juan el Amado la identifica claramente en su relato como la mujer que en la víspera de la entrada triunfal del Cristo en Jerusalén, fue quien le ungió los pies y los enjugó con sus largos cabellos de manera que “la casa se llenó del olor del perfume”. Esto ocurrió cuando Jesús cenaba con la familia de Lázaro en Betania. Agrega Juan el Amado, Jesús nos amaba intensamente. En esta ocasión tampoco faltaron las críticas, ya que Judas se molestó por el derrame del costoso perfume, no por generosidad para con los pobres, sino por avaricia, y los otros discípulos también interpretaron la conducta de María Magdalena como un exceso, pero Jesús avaló esta unción como había hecho en la anterior, diciéndoles: “¡Déjenla en paz! ¿Por qué la molestan? Buena acción es la que ha hecho conmigo. Porque a los pobres siempre los tendrán con ustedes, pero a mí no me tendréis siempre.

Esta mujer ha hecho lo que ha podido, adelantándose a ungir mi cuerpo para la sepultura. En verdad os digo que dondequiera que se predique este evangelio sobre la faz de la Tierra, se dirá lo que ella ha hecho por mí”. Asunto que hasta el sol de hoy se cumple.

LIBERACIÓN POR AMOR

Todos estos actos le van proporcionando liberación tanto física como espiritual por mover tan fuertemente el Amor Divino al atender al Cristo, por eso, su simbolismo metafísico es: “el alma que se libera por amor”. Este es un gran ejemplo a seguir, ya que la mayoría de nosotros en vez de liberarnos nos atrapamos más por la falta de amor y la separatividad, abandonando y descuidando a quien nos despertó el Cristo. Puedes decir conscientemente: “YO SOY LIBERÁNDOME POR MEDIO DEL AMOR”.

AL PIÉ DE LA CRUZ

Quien dice amarte, jamás te abandona, te cuida en la enfermedad, te sostiene en la necesidad y te libera de la ignorancia, pero, esto muy pocos o casi nadie lo realiza, debido a la falta de conciencia y al orgullo que siempre se pone de primero y se siente ofendido por todo. En esto debemos imitar a María Magdalena, a estar prestos a servir y agradecer, agradecimiento en todas las circunstancias de la vida, tal como lo demostró, pues, ella en la hora del Calvario, -mientras todos abandonaron a Jesús-, allí estuvo junto a la Madre María y Clopás, la hermana de María, al pie de la cruz como su fiel y amante discípula.

FECHA PARA RECAPACITAR

El 22 de julio es el día de María Magdalena y fecha propicia para recapacitar y cambiar la actitud de la ingratitud con aquellos que nos dan algo, sobre todo con aquel que te educa y despertó tu “Dios Interior” o tu “Cristo Interno”. Recordemos que es una conmemoración acompañada por la entrada de la radiación del Señor Apolo, representante Cósmico del Segundo Rayo de Amor-Sabiduría para nuestro universo. Otorga la Virtud Cósmica de la Lealtad y la Cortesía, la Dignidad y la Gala Principesca para que las desenvolvamos contrarrestando los vicios de la ingratitud, el orgullo y la frialdad.

NOLI ME TANGERE

Cuando Jesús resucitó en la madrugada, el primer día de la semana, se le apareció primero a María Magdalena, así que fue ella la primera en ver, reconocer y saludar a Jesús resucitado. En esa ocasión Jesús la llamó: “¡María! y ella, al volverse, exclamó: “¡Maestro!”, y Jesús añadió: “No me toques, porque todavía no he subido a mi Padre. Pero ve a decir a mis hermanos: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios”. No debemos confundir este “no me toques” con rechazo, sino que con prudencia y paciencia, ya que Jesús estaba pasando por los procesos de la Llama de la Resurrección que aun no habían concluido.

EL PODER DEL PERDÓN

El Maestro Jesús nos enseñó mediante María Magdalena el alcance del Amor Compasivo y el gran Poder del Perdón, al santificar a una mujer que había cometido muchos errores, enviándola a anunciar la Resurrección a los demás discípulos, asunto que encierra una gran lección, pues recordemos que el evangelista Lucas la llama la mujer pecadora de la cual son expulsados los siete demonios o todos los vicios. Los demonios de los que Jesús habría liberado a María Magdalena, son la ausencia de las Virtudes de los Siete Rayos, por lo que al expulsar estos vicios la volvió a su “Conciencia Crística” nuevamente. Jesús al enviar a María Magdalena a dar la noticia de su resurrección, también señala la vuelta a la vida de ella misma. Podemos decir: “Yo soy el perdón de Dios, amando, liberando y siempre perdonando”.

ESPERANZA CIERTA

María Magdalena es gran ejemplo para todos y esperanza cierta de que todos podemos llegar al Cielo, aun después de cometer errores. Así que, no te dejes aplastar por tus errores del pasado ni por las condenaciones que otros te digan, sigue el ejemplo de María Magdalena y afirma: “Yo Soy la Esperanza cierta del perdón de Dios por todas mis transgresiones a la ley de la Vida”.

PRESENCIA Y RADIACIÓN

Si quieres atraer la presencia y radiación de María Magdalena, lo puedes lograr escuchando la Ópera “Thais”, del compositor francés Jules Massenet, opera que se dice que habría inspirado ella misma a este autor, especialmente el final del tercer acto y la Meditación.

PATRONA DE LOS PEORES

Una patrona o patrono es un Ser de Luz que tiene una afinidad con un lugar, ciudad, país o con un grupo de personas, no importando sus condiciones sociales, intelectuales, políticas o preferencias sexuales y a cuya intercesión, se acogen voluntariamente las personas para su defensa, protección y amparo. María Magdalena es la patrona de todos aquellos que se sienten discriminados, como madres solteras, prostitutas, drogadictos, ladrones, traficantes y rechazados por sus tendencias y preferencias sexuales, como travestis, gays y de todos aquellos a quienes se les dice que son lo peor de la sociedad. Ella misma haciendo suyas las palabras de Jesús cuando la perdonó, le dice a todo aquel que la invoque pidiendo liberación: “YO TAMPOCO TE CONDENO”.

DECRETO CONTRA LA CONDENACIÓN SEXUAL

Contra toda condenación sexual puedes decir: “Yo Soy la Presencia Transmutadora de María Magdalena, que quema y consume todo record y memoria de condenación sexual aquí, allá y en todo lugar”.

RAYO DE MARÍA MAGDALENA

El Rayo de actividad de María Magdalena es el Cuarto Rayo Blanco, de la Ascensión y Purificación, con radiación del Amor y de la Transmutación Divina. El Pensamiento Simiente Cósmico de María Magdalena, como Ser de Luz de Sabiduría, es “Maestra de la Redención por Amor”.

Se puede invocar a María Magdalena ante toda discriminación, diciendo: “YO SOY MARÍA MAGDALENA, MAESTRA DE LA REDENCIÓN POR AMOR, QUE TRANSMUTA Y ENVUELVE TODA DISCRIMINACIÓN EN EL PERDÓN Y LA LUZ DE DIOS”.

PATRÓN ELECTRÓNICO

Su Patrón Electrónico es la Cruz de Camargo que tiene en el centro un corazón como símbolo del Amor Compasivo, mientras que en la parte inferior tiene forma de ancla que es representativo de la “Conciencia Crística” anclada en cada corazón humano.

ATRIBUTOS DE MARÍA MAGDALENA

En la iconografía cristiana a María Magdalena se le representa siempre con sus atributos que son: pelo largo, cráneo, vaso de perfume y abrazada a los pies de Jesús crucificado.

APÓSTOLA APOSTOLURUM

El Papa Francisco en el año 2016 la nombró “apóstola apostolurum”, la “apóstola de los apóstoles” y desde entonces su fiesta litúrgica se celebra el 22 de julio.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Contacto: +569 9001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com