ESPÍRITU ENVOLVENTE 2021
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

PERDÓN DE CUARESMA

Por Fernando Castro
Santiago de Chile, 03 de marzo de 2021

Si leemos atentamente los evangelios, podremos notar que el Maestro Jesús enfatiza de manera preponderante el tema del perdón, nos advierte contra la ira, la venganza y el rencor, mencionándolas en aún más ocasiones que cualquier otro vicio de la personalidad. Es por esto que al iniciar la Cuaresma, debemos aplicar en nosotros la “fórmula del perdón”; perdonarnos, perdonar y pedir perdón, por todos los errores que hemos cometido. ¿Por qué es necesario el perdón? porque la Cuaresma es un periodo de purificación donde debemos dejar todo lastre que impida la manifestación del Cristo en nosotros, y pueda el Espíritu Cósmico de la Resurrección actuar. Jesús así lo advierte: “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas". Antes del Cielo está el perdón, porque no es posible ascender a este estado de conciencia sin perdonar, pues la cruz es la antesala a la ascensión, asunto por lo cual hoy a la crucifixión se llama POSITIVIZACIÓN, pasando de un signo de tormento a uno de victoria.

Detallemos en lo que Jesús dice al respecto del perdón: “perdonar a los hombres sus ofensas”, la pregunta que cabe hacernos es ¿qué es ofender?, y la respuesta más sencilla que podemos darnos es que es hacer que una persona se sienta despreciada o humillada mediante nuestras palabras o acciones. Esto es importante considerarlo, ya que hay personas que creen que no tienen nada que perdonar o pedir perdón, esto es debido a que no consideran que la mala actitud ofende, lo mismo que el actuar impropio o mal educado, como por ejemplo; no cumplir con un horario, no ayudar en el grupo espiritual o familiar, retirarse cada vez que hay que mover una silla, pintar o hacer el aseo; olvidar saludar, llegar tarde y no proceder adecuadamente por desconocimiento o simplemente por pasar por alto las consideraciones y las rectas relaciones humanas.

La mayoría considera que pedir perdón es para grandes ofensas, y no toman en cuenta los pequeños agravios cometidos a diario, que poseen el mismo poder negativo o quizás mayor que una sola gran ofensa. El desprecio que hacemos a los demás es una de las ofensas que menos notamos y es la que más socava el alma, por eso, si no queremos que nos posterguen, no ignoremos nosotros a nadie. Recordemos que en Cuaresma el objetivo interno es ir escalando en la transmutación de las ofensas que cometimos, de modo que, este año observaremos nuestra actitud en cuanto a si estamos despreciando, humillando o descalificando con la palabra o con nuestra actitud a los demás. Debemos observar esto cuidadosamente: cualquier condición que se ha convertido en un hábito dentro de nosotros tiene, en algún grado, lo que podría llamarse una “influencia hipnótica”, ya que es una acción involuntaria.

PEDIR PERDÓN SIN JUSTIFICARSE

El perdón es sin justificarse para que tenga el poder de transmutar, esto es no culpar a los demás por nuestros errores. El perdón es un ACTO DE CONCIENCIA donde nos perdonamos a nosotros mismo, perdonamos a los demás y pedimos perdón, y queda el corazón y la mente en paz. Esta Ley está señalada en la primera enseñanza sobre el perdón que el Maestro Jesús impartió y que está presente en la oración del “Padre Nuestro”, donde dice: “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”. A todo mal hábito que nos conduzca a la ofensa, por insignificante que sea, le vamos a decir: “Magna Presencia ‘YO SOY’, ¡quita mi atención de esto!”.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com