ESPÍRITU ENVOLVENTE 2019
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

POSITIVIZAR LA MENTE

Por: Fernando Castro
Santiago de Chile 27 de marzo de 2019

El cuerpo mental es el vehículo o vestidura por medio del cual la Presencia “Yo Soy” se manifiesta como mente concreta, es decir, razón, memoria e imaginación. Sin embargo es importante saber diferenciar entre lo que es el cuerpo mental y la mentalidad. Asi tenemos que, el cuerpo mental es lo que nos permite pensar y tener conciencia, y la mentalidad es el conjunto de creencias y costumbres que conforman nuestro modo de pensar, enjuiciar la realidad, y la forma cómo actuamos.

El cuerpo mental tiene casi la misma forma ovoide del cuerpo emocional, con la diferencia de que los pensamientos positivos hacen vibrar la sustancia mental más espiritualizada, que suele estar en la zona de la cabeza, mientras que los negativos y egoístas gravitan en la parte inferior del ovoide.

Cuando pensamos ponemos en vibración el cuerpo mental, esta vibración se manifiesta en un grado inferior, es decir, en el cuerpo emocional, desde este pasa a los éteres del cerebro etérico del cuerpo etérico para, por último, poner en acción la materia gris del cuerpo físico.

Al igual como ocurre con el cuerpo físico, el ejercicio aumenta su poder mientras que el sedentarismo y el “estado tamásico” lo atrofia y lo destruye. Así mismo con cada pensamiento positivo transformamos nuestro cuerpo mental expulsando los pensamientos nocivos; así reemplazamos la sustancia oscura que no responde a nuestras intenciones constructivas.

 De aquí la necesidad y conveniencia que tenemos de crear y mantener pensamientos e ideales positivas. De modo que: Al cuerpo mental de nuestra personalidad lo debemos volver cristalino, con pensamientos hermosos, constructivos y llenos de luz y color, que sean generosos y nobles. Así como el cuerpo etérico crece con la repetición, el cuerpo mental crece teniendo absoluta conciencia positiva, esto es, NO PENSANDO NADA MALO NI NEGATIVO, NI AFIRMANDO SU EXISTENCIA.

Cuando intentamos vivir la vida superior, es decir, actuar como lo haría nuestro verdadero “Yo Superior”, eliminamos la materia mental grosera y atraemos la positiva y espiritualizada de las regiones superiores del Mundo del Pensamiento; así nos unimos más a nuestra Presencia “Yo Soy” la cual se expresará cada día más. Esto por “Principio de Correspondencia”, hará que el cuerpo emocional responda con sentimientos y deseos más elevados.  

EL DISCERNIMIENTO

Normalmente actuamos basándonos en el aspecto mental inferior o concreto de la mente el cual está unido al cuerpo emocional, ya que son pocas las veces que pensamos como debiéramos, es decir, sin deseos; y es por eso, que el primer requisito del Sendero Espiritual es que desenvolvamos EL DISCERNIMIENTO, porque de eso se trata, de razonar de darnos cuenta de las cosas tal cual son para no estar dominado por los deseos ni por los sentimientos, y para que, a través de lo positivo y elevado, demos pie a que el aspecto inferior de nuestra mente se una a la superior, o lo que es lo mismo, nos unamos a nuestra Real Presencia “Yo Soy”.

 De esta forma llegamos a la conclusión de que mientras no dominemos nuestra mente, y con la voluntad y discernimiento la mantengamos limpia y despejada, NO PODREMOS VER CON CLARIDAD LO QUE ES REAL COMO LO VE NUESTRO VERDADERO “YO SUPERIOR”.

LA MENTE Y EL LIBRE ALBEDRÍO

Muy pocos saben que el Libre Albedrío tiene su origen en la mente pero este no se desarrollará en su totalidad, ni la mente podrá mostrar su poder hasta que no dobleguemos o controlemos al cuerpo emocional. Cuando seamos capaces de transformar el odio en amor, el egoísmo en altruismo, la simpatía en fraternidad y cuando superemos el deseo de poder, el orgullo, la arrogancia, y cuando transmutemos todos los vicios en virtudes, ENTONCES, SERÁ EL DÍA QUE SEREMOS LIBRES Y PODAMOS EJERCER NUESTRO LIBRE ALBEDRÍO PARA NUESTRO PROPIO DESARROLLO.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com