ESPÍRITU ENVOLVENTE 2017
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
CARTAS DE SHAMBALLA
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

Ejercicios Espirituales Metafísicos
TERCERA SEMANA DE
EJERCITACIÓN DE LA GRATITUD

“Agradecimiento constante a Dios”
(Del jueves 16 al 23 de noviembre)

 
Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 16 de noviembre de 2017

La Tercera Semana de Ejercitación de Acción de Gracias va desde el tercer jueves de noviembre, y está dedicada a obtener el estado de consciencia de agradecimiento constante a Dios, de tal forma que lo hagamos de forma natural, siendo entusiasmadamente agradecidos por todo lo que tenemos, comenzando por agradecer a Dios, a la vida y a los seres humanos, por todos los bienes recibidos, sellándola con la promesa de no quejarse por nada en la vida, diciendo durante todo el día: “Libre de toda queja, doy gracias a Dios, a la vida y a todos los seres humanos por todos los bienes recibidos”. En esta semana podemos tratar de concienciar que la gratitud es lo que abre las puertas de par en par a todo lo bueno y hermoso que tiene Dios para nosotros y que si deseamos que todo el BIEN nos venga de forma fluida lo primero que tenemos que lograr es tener un AGRADECIMIENTO CONSTANTE A DIOS.

 En esta semana grabaremos de manera permanente en nuestro Ser la frase clave de los estudiantes espirituales que es decir “GRACIAS PADRE” por todo lo que tenemos, recibimos y obtendremos, ya que es algo mágico que abre las puertas a una vida luminosa, inteligentemente, provista de todo, bella y contenida de felicidad permanente que no está sujeta a las condiciones externas para hacernos saludables, prósperos y vivamos en libertad, porque  su CAUSA es Dios. Intensificaremos en esta semana la meditación sobre lo malagradecido que hemos sido hasta ahora, solo con el propósito de cambiar la causa de nuestra ingratitud, no para quejarnos, sino que todo lo contrario para volvernos agradecido con Dios, los Ángeles, los Elementos y todos los Reinos para que nunca más nos vaya mal.

Asi que, de ahora en adelante cada vez que nos vayamos a quejar de algo, buscaremos en nuestro mundo algo por lo cual dar gracias y diremos audiblemente “GRACIAS PADRE”, para que el ESTADO DE GRATITUD PERMANENTE se nos grave para el restos de nuestros días y más allá de esta vida.

POR LA MAÑANA

La GRATITUD es el sentimiento permanente que debemos desenvolver y experimentar al estimar el privilegio de la Vida que Dios nos dio, por lo tanto esta semana debemos comenzar siempre el día dando nuestro Amor y agradecimiento a Dios por la vida que nos concedió, diciendo: “Gracias Padre por la vida que me concediste”.

AL MEDIO DÍA

Al medio día y justo después de la Gran Invocación, aprovechando la sintonía de Unidad con el Propósito, daremos gracias a todos los Maestros Ascendidos de la Jerarquía Espiritual de la Tierra por su servicio a la humanidad, diciendo: “Gracias Padre por la Jerarquía Espiritual de la Tierra y por el servicio de Luz, Amor y Bondad con que nos bendicen”. 

DURANTE EL DÍA

Durante el día buscaremos un lugar tranquilo y vamos a recogernos por tres minutos y vamos a conversar con nuestra Presencia de Dios en nosotros, diciendo:

 “Gran Presencia Maestra de Dios en mí, te amo, te adoro, me vuelvo a Ti, para agradecerte el privilegio de la Vida que me has dado y por cada año de vida que he cumplido, porque estoy eternamente agradecido por Ella, y no permitiré que mi mente se aleje de la GRATITUD hacia ti, ningún instante en este día y nunca”. 

AGRADECIMIENTO CONSTANTE A DIOS

El sentimiento de GRATITUD está vinculado al AGRADECIMIENTO, que es la acción y efecto de agradecer. De modo que en estos siete días vamos a agradecer permanentemente a Dios en cada persona, lugar, condición o cosa; esto es, que agradeceremos a cada persona que nos haya regalado algo, ayudado o servido en algo, diciéndole: “Gracias por lo que haces por mi y que Dios bendiga todo tu bien”. También agradeceremos por el lugar en el que vivimos, diciendo: “Gracias Padre por permitirme vivir aquí y bendigo todo el bien de este lugar”. Asimismo daremos gracias a Dios por cada situación que tengamos que vivir, sea buena o mala, diciendo: “Gracias Padre por esta situación y bendigo el bien oculto de ella”. Igualmente daremos gracias a Dios por cada cosa que tenemos en la medida que estas vayan apareciendo en nuestra memoria o en nuestro diario vivir, por ejemplo diremos: “Gracias Padre por mis zapatos”, “Gracias Padre por mi bicicleta” o “Gracias Padre por mi ropa” y por todas aquellas cosas inanimadas que facilitan nuestra vida haciéndola más cómoda.    

A LAS SEIS DE LA TARDE

Al atardecer nos uniremos en conciencia y en actitud de agradecimiento a Dios y al  Señor Maitreya, quien da una bendición de radiación Rosa, con resplandor Dorado desde los Himalayas a la Tierra todos los días del año, la que se ancla en el lugar donde alguien reza o simplemente se acuerda de esta bendición a la hora del atardecer. Una vez que realicemos esta afirmación: “YO SOY absorbiendo, expandiendo y proyectando la bendición que el Señor Maitreya envía desde los Himalayas a toda la Tierra”. Procederemos a llevar nuestras manos al corazón y diremos en correspondencia a la bendición y a todo lo que hemos recibido: “GRACIAS PADRE”.

AL ACOSTARNOS POR LA NOCHE
(Retrospección)

Al acostarnos por la noche y en silencio haremos un ejercicio de retrospección del día para examinar en que momento de la jornada fuimos mal agradecidos con Dios, la vida y con los seres humanos que nos rodean, análisis que haremos tanto a nuestros gestos negativos, como al mal modo, al desprecio y a la actitud desagradecida de nuestro modo de ser con las cosas que tenemos. Por ejemplo es bueno saber que a las personas, lugares y cosas que hemos abandonado u olvidado es también una forma de mal agradecimiento a Dios al dejarlas en el olvido. Por lo tanto nos repetiremos mentalmente: “Al mal agradecimiento buena gratitud, me agradezco, agradezco y doy gracias”, y nos comprometeremos a remediar esta apariencia de ingratitud cambiando los gestos negativos, el mal modo, el desprecio y la actitud desagradecida que hemos venido arrastrando todo este tiempo con Dios, la vida y con los seres humanos que nos rodean. Asunto que será la “orden del día” positiva para la mañana siguiente a esta retrospección.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com
}