ESPÍRITU ENVOLVENTE 2021
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

TRATAMIENTO DE GRATITUD

Por Fernando Castro
Santiago de Chile, 9 de noviembre de 2021

(“Adagietto de la Sinfonia N° 5”, de Gustav Mahler)

Mantengo la correcta expresión de gratitud por todo lo que recibo, diciendo ¡Gracias Padre! en tanto me sea posible, sin excluir nada ni a nadie. Expreso mi agradecimiento a Dios, tranquilo y claramente; no me quejo por nada, incluso doy gracias por lo que no tengo, porque es una oportunidad para obrar constructivamente y lograr mis sueños.

Evito la ingratitud, pues es una ofensa a la vida. No comparo mis posesiones materiales con las de los demás porque esto me vuelve ambicioso y amargado, pues siempre habrá personas que posean más o menos que yo. Disfruto alegremente de mis cosas, así como de mi hogar, mi trabajo y mis amigos, porque sé que la “Clave Espiritual” es compartir y agradecer lo que tengo por humilde que sea, pues, esto es un tesoro en lo altibajos de la vida. Yo sé, que aquello que comparto con los demás en los momentos de abundancia, la vida me lo devuelve multiplicado mil veces mil, cada día, en cada situación y cuando más lo necesito.

Agradezco a Dios, a la Vida y a todos los seres humanos por lo que recibí durante el año que está por finalizar. Aunque el mundo esté lleno de ingratitud, no dejo que esto me vuelva ingrato y ciego a la bondad de Dios, que me colma de día y de noche con todo lo necesario para vivir; muchas personas son agradecidas hasta del aire que respiran y en todas partes la vida está llena de gratitud y “Yo Soy” consciente de ello, precisamente para no negar la ayuda que pueda dar, tampoco cierro mis ojos a las necesidades de los demás, porque frente a todo desgano y apatía la caridad es provechosa como el aire que se respira.

Acepto con humildad y agradecimiento los agasajos que la vida me da. No me niego a recibirlos porque son como antídoto contra el orgullo y la ingratitud. Renuncio prontamente a la ingratitud porque envenena el alma y obstaculiza el camino de retorno a Dios.

No me angustio y no tengo temor a la pobreza, porque sé que cuando el alma aprende a sentir gratitud por todo lo que posee, nada le falta, porque Dios provee siempre.

Comprendo que muchos temores nacen de la falta de fe y del desinterés. Más allá del agradecimiento, soy feliz por tenerme a mí mismo, por ser importante en el universo, Hijo de un Dios de Amor, por eso, no me preocupo ni me desespero, porque sé que la Voluntad de Dios es el bien que esta sobre mí como estrella de la fortuna todos los días de mi vida.

Yo tengo derecho a vivir provisto de toda cosa buena, y me resulte claro o no, sé que jamás me podrá faltar nada, porque Dios lo ha provisto todo para mí, y el universo entero me pertenece. Por lo tanto, agradezco desde lo más profundo de mi corazón a Dios, del modo que yo sé hacerlo, y en las palabras que de mi corazón puedan salir, sean sabias, simples o cotidianas, porque con ellas expreso la gratitud que brota de mi alma, diciendo ¡GRACIAS PADRE!

Agradezco a Dios, a la vida y a los seres humanos que me rodean, con quienes comparto mi vida en esta maravillosa aventura de vivir. Estoy agradecido y en paz conmigo mismo, en gratitud permanente a la Vida. Doy Gracias a Dios por ello.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com