ESPÍRITU ENVOLVENTE 2021
 
  Meditaciones
  La Gran Invocación
  Decretos
  Yo Soy Positivo
 
Cartas de Shamballa
 
  Cartas 1-10
  Cartas 11-20
  Cartas 21-30
  Cartas 31-40
Cartas 41-50
Cartas 51-60
Cartas 61-70
Cartas 71-79

LAS TRES TENTACIONES

Por: Fernando Castro
Santiago de Chile, 22 de febrero de 2018

Después de su bautismo, Jesús fue llevado por la Presencia al desierto por cuarenta días, donde fue incitado por el tentador o las “energías siniestras”, -las que se valen de la inconsciencia y la mentira acumulada dentro de uno mismo para engañar-. Este engaño fue mediante tres tentaciones o intentos por seducir la lealtad de Jesús a la Presencia de Dios, y que esta sea llevada hacia la ilusión, la personalidad y al mundo, para que se rinda a las “energías siniestras” y no servirle al Plan Divino, y se separe, odie, rechace y divida. El propósito de permitir que Jesús fuera tentado en el desierto, según el relato de Lucas, que dice: “fue llevado por el espíritu en el desierto”, es la forma de enseñarnos que cualquiera que quiera recorrer el Sendero de Retorno al Padre, lo puede hacer siempre y cuando se sostenga en la Presencia de Dios y le dé su lealtad y fidelidad, que consiste en mantener la mente, los sentimientos y actos anclados a la Real Presencia de Dios dentro del ser humano, sin considerar las situaciones o cosas que estemos pasando. Es una forma de enseñarnos masivamente a no responder al engaño de la inconsciencia en nosotros y ver hacia donde nos dirigimos, si al mundo o a Dios. Por eso, vemos que Jesús fue tentado en todas las aéreas a las que nosotros somos incitados constantemente en nuestro mundo y cuya enseñanza es aquella a la que los estudiantes internos de la Nueva Era, están familiarizados, y que es sostenerse en Dios pase lo que pase, y afirmar: “Dios está plenamente presente aquí conmigo ahora”.

Las tentaciones del Maestro Jesús siguen tres patrones bien definidos y comunes para los seres humanos:

PRIMERA TENTACIÓN

Tiene que ver con el cuerpo físico y el cuerpo emocional, lo cual incluye toda clase de incomodidades físicas y deseos emocionales. Recordemos que Jesús estaba hambriento, y el tentador lo tentó a convertir las piedras en panes, debido a que en simbología bíblica la piedra es signo de fuerza, en este pasaje podemos ver como la inconsciencia tentó al Maestro a usar su fuerza a favor de Él mismo, para librarse del sufrimiento de la prueba. Pero no debemos olvidar que todo iniciado jamás ha de usar los poderes logrados para beneficio propio, sino que para el bien general de los demás, por eso, Jesús respondió al tentador “No sólo de pan vive el hombre”, esto quiere decir que aquel que reconoce que la única Presencia y único Poder en todo es Dios, no necesita nada más que a Dios, tal como la Santa de Ávila lo dijo: “Sólo Dios basta”.

SEGUNDA TENTACIÓN

Tiene relación con el cuerpo mental, y es concerniente al orgullo espiritual de creerse por sobre los demás por tener conocimientos espirituales y ostentar estos poderes poniendo a prueba el amor de Dios. Por eso, el relato bíblico dice, que el tentador llevó a Jesús a la Santa Ciudad, y lo puso sobre el pináculo del templo, diciéndole, si eres hijo de Dios, échate abajo. La Santa Ciudad es la “Conciencia Crística” que es la parte más alta dentro de nosotros mismos, porque el templo referido es el cuerpo físico. La enseñanza es no ser orgulloso ni sentirse superior por tener la Enseñanza Espiritual y usarla con desdén, y poner a prueba el amor de Dios por nosotros. Por eso, Jesús respondió al tentador: “No tentarás al Señor tu Dios”.

TERCERA TENTACIÓN

Tiene que ver con el deseo de poder y con la manipulación psicológica del mundo, para estar sobre los demás y conseguir fama, falsa notoriedad espiritual y un lugar en la ilusoria espiritualidad de los hombres. Aquí la propuesta y la promesa es la de la ruta rápida para llegar a ser “alguien”, evitando las pruebas del sendero. Para esto el relato bíblico dice que el tentador llevó a Jesús a un monte muy alto, mostrándole todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, diciéndole, “todo esto te daré si, te postras y me adoras”. Aquí hay que connotar que el relato dice monte y no montaña, pues lo que esto quiere simbolizar con esta diferencia, es que los reinos de este mundo como el económico, la fama, los títulos y cargos supuestamente espirituales, son pequeños en relación al Reino de Dios, sin embargo, muchos son los que buscan este reino ilusorio para entregarse y adorarlo como lo único real.

Por eso, Jesús responde al tentador: “Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás”. Los estudiantes espirituales de la Nueva Era saben esto y aplican la siguiente afirmación para sostenerse en Dios: “Dios es la única Presencia Real. Todo lo demás es mera sombra”.

En estas seducciones a la que Jesús fue tentado, podemos ver la naturaleza humana del Maestro, al verse sometido a debilidad y poder salir triunfante de estas pruebas, recordemos que la palabra “tentado” significa “poner a prueba” y en esto debemos estar claros al saber que no importa el grado interno que tengamos, porque siempre seremos puestos a prueba para saber hacia dónde nos dirigimos en el “Camino de retorno a Casa”. De modo que, cuando estemos puestos a prueba y nos sintamos confundidos por las circunstancias de la vida, podemos asegurarnos que son una forma de ascender un grado más dentro del Sendero de Ascensión.

Probablemente en nuestra vida tendremos muchas y muy variadas tentaciones en las que caeremos porque la personalidad es débil e inconsciente, pero nunca debemos condenarnos a nosotros mismos, ni mucho menos dejar que otros nos hagan creer que estamos condenados a perpetuidad, porque debemos saber que “Fiel es Dios” con nosotros y Él, proveerá siempre las vías de escape, a fin de que podamos salir de estas puestas a prueba del sendero.

BIEN PERFECTO

Siempre es bueno recurrir a Dios en toda circunstancia o prueba que estemos pasando, bien sea con personas, lugares, condiciones o cosas, y saber que Dios es bien perfecto y que no tenemos nada que temer, así como moverse, vivir y tener todo nuestro ser en Dios, aun cuando estemos temblando de miedo. Esto es lo que en Metafisica se llama “arrancar para adelante y arriba”, que es aplicar la sabiduría infinita de Dios en nosotros y en nuestro mundo, porque esa sabiduría es nuestra, que nos guía y nos dirige de manera que no podemos cometer errores ni mucho menos sufrir por ellos.

Por eso, cuando viene el tentador a ponernos a prueba lo mejor es decretar en todo momento: “Yo Soy Espíritu Divino”, ya que con esto ponemos ante la tentación a Dios como nuestro protector y reconocemos que Él, es la única Presencia Real, por lo tanto tentaciones, pruebas y dificultades meras sombras son. También es muy poderoso y alentador decir: “Soy el hijo de Dios y en Presencia de Dios vivo eternamente”, al nosotros decir “Soy el hijo de Dios”, estamos llamando a nuestro mundo los poderes de Dios, que hemos heredado, tal como lo haría un hijo ante una dificultad y llama a su padre para que lo socorra.

MEDITACIÓN Y REFLEXIÓN PERMANENTE

En Cuaresma la reflexión, meditación y purificación permanente debe ser en la Presencia de Dios, que es nuestra morada y que más debajo de esto están sus Brazos Eternos a los que nos entregaremos de lleno.

Escuela Metafísica de Chile
RETIRO ETÉRICO ABIERTO
 
SERVICIO DE CURACIÓN
Puedes incluir a cualquier persona que esté presentando una apariencia de enfermedad de cualquier tipo, ya sea física, mental o emocional. Haz clic
 
     

 

 

 

 

 

 

 

Escuela Metafísica de Chile - Estado 42 - of. 612 - Santiago Centro - Telefonos: (56 2)716 7413 | Celular: 09 001 4194
grupometafisicodechile@gmail.com